Basta de previas

Sin títuloPor Horacio Reyser, miembro del Observatorio de Prevención del Narcotráfico (OPRENAR)


La Organización Mundial de la Salud ha establecido el 15 de noviembre como el Día Mundial Sin Alcohol. El alcohol, hay que decirlo claramente, es una droga peligrosa que altera conductas, comportamientos, percepciones y lleva a las personas a realizar acciones que pueden atentar contra su vida y contra la de otros.

Accidentes de tránsito protagonizados por personas alcoholizadas que causan estragos. Señoras embarazadas embestidas al caminar tranquilamente por una vereda, chicos destrozados por vehículos fuera de control. Violencia pública y familiar. Conflictos que se originan por cuestiones pequeñas que adquieren características dramáticas al ser protagonizados por personas fuera de sí por los efectos del alcohol

Resultado de imagen para alcohol previas

Pero tal vez el daño mayor se verifica en los jóvenes, nuestros chicos han incorporado el alcohol como centro de sus “encuentros”.  Si hasta antes de salir a divertirse se tienen que animar alcoholizándose en “la previa” y lo hacen en sus casas a la vista y paciencia de sus padres. Luego alquilan transportes para que los lleven a los boliches y así poder seguir tomando y esta secuencia de consumo termina normalmente en peleas, agresiones, violencia y hasta muertes.

Me pregunto: ¿qué nos pasa, por qué no reaccionamos? Son nuestros hijos, nuestros nietos, nuestros amigos, nuestros padres, nuestros… Se ha naturalizado tanto el consumo de alcohol que hasta las campañas publicitarias son cada vez más audaces, estimulando el consumo y vinculándolo con valores positivos, ¡como los éxitos, los triunfos, la liberación de ataduras, la fortaleza, los vínculos y la amistad!

 Es necesario hablar con claridad: no estamos haciendo lo suficiente  para prevenir esta escalada y los padres somos los primeros responsables. Toleramos situaciones que sabemos que no son buenas pero no nos animamos a decir que no. Hay que repetirlo, si hasta las previas se hacen en nuestras casas y así los chicos, aún menores, consumen alcohol bajo la mirada permisiva de los padres. Nos decimos, ¡cómo les vamos a decir que no! ¡Cómo vamos a quedar! Si forma parte de la realidad social de nuestros días…

Y los padres también consumimos en exceso y lo hacemos delante de nuestros hijos y sus amigos, y nos excedemos y generamos situaciones desafortunadas dando malos testimonios.

Es tiempo de decir basta de previas,  basta de asistir a una escandalosa naturalización y banalización del consumo de alcohol. Seamos capaces de una buena vez de luchar de  verdad por lograr una sociedad que cuide a su gente, en particular a nuestros chicos, de los estragos que está causando el excesivo consumo de alcohol en nuestras vidas.

Resultado de imagen para alcohol previasResultado de imagen para alcohol previas

Resultado de imagen para alcohol previas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s