Pocas mujeres reciben ayuda por sus problemas con drogas

 

CÓRDOBA.- Aunque en los últimos siete años el mayor aumento en el consumo de drogas se registró entre las argentinas, los tratamientos no son dirigidos a las mujeres en similar proporción que a los hombres. De cada 100 consumidores varones, 23 reciben atención, mientras que sólo seis mujeres alcanzan esa instancia, según explicó María Verónica Brasesco, directora del Observatorio Argentino de Drogas de la Sedronar. Desde 2010 se triplicó la cantidad de mujeres que consumen drogas.

Brasesco participó ayer del simposio “¿Cómo prevenir el avance del narcotráfico?”, realizado en esta ciudad por el Observatorio de Prevención del Narcotráfico (Oprenar), que agrupa a más de 20 universidades. Explicó Brasesco a LA NACION que, como hay menos comunidades terapéuticas destinadas a tratar mujeres, la Sedronar aumentó 10% el pago a aquellos centros que las reciben y a la Casa Educativa Terapéutica El Puerto, que abrió este año como único centro residencial en el país destinado a mujeres con problemas vinculados con las drogas. Dos institutos con similares características se inaugurarán en breve en Santa Fe.

Brasesco enfatizó que a las mujeres que consumen drogas les resulta más difícil sostener un tratamiento porque, en general, están a cargo de sus hijos y no tienen apoyo; también advirtió que “una mamá con adicción al paco difícilmente podrá ofrecer contención y cuidado a sus chicos, por eso hay que ayudarlas especialmente”.

Según el último estudio del Oprenar, las mujeres todavía presentan tasas de consumo de alcohol y drogas menores a las de los hombres, salvo en el caso de psicofármacos. Ese segmento registra una tendencia en ascenso en todas las sustancias, “incluso más aguda” que en varones, entre 2010 y 2017.

“Eso podría significar a futuro, en caso de no mediar políticas al respecto, una tendencia a la paridad en el consumo entre ambos géneros”, sostiene el reporte. Por ejemplo, en los últimos siete años, las consumidoras de marihuana pasaron de 4,7% a 13,6%; de cocaína de 0,8% a 2,6%, y de éxtasis de 0,3% a 1,1%.

El 68,5% de las mujeres de entre 12 y 65 años presentó algún tipo de consumo durante el último año; la mayor proporción de consumidoras se concentra en los grupos de 25 a 34 y de 35 a 49.

En el caso de mujeres que presentaron indicadores de adicción a alguna droga, sólo el 2% buscó ayuda profesional.

Brasesco insistió en que en el abordaje de la prevención y el tratamiento no puede haber “una política única porque los públicos y las condiciones sociales cambian”, y puntualizó que los mejores resultados se logran trabajando en base a la “evidencia científica, a los hechos”.

Prevención desde las escuelas

 

En esa línea, Rubén Baler, miembro investigador del National Institute on Drug Abuse (NIDA), abordó los aportes que la neurociencia realiza para el tratamiento y la rehabilitación de los consumidores, y pidió “respetar” el cerebro de los más chicos y se posicionó contrario “a darles un iPhone a los 12 años o festejarles las «previas» a los 16”.

“Hay que poner el foco en la prevención durante la ventana de maduración que tiene el cerebro, en el momento que decide resolver con el impulso o la racionalidad”, describió el académico.

En líneas generales, los expositores coincidieron en que hay una mejora en el abordaje del problema del narcotráfico con la gestión. Guillermo Marconi, uno de los coordinadores del Oprenar, afirmó, incluso, que en el anterior gobierno hubo “negligencia culposa” sobre el tema.

Guillermo Marcó, titular de la Fundación Pastoral y coordinador general del Oprenar, dijo a LA NACION que resultó positivo que “se haya tomado como una política de Estado” la lucha contra el narcotráfico, y sostuvo que hay una “mejora notable” en la tarea de la Sedronar, pero reclamó que se trabaje más en la prevención en las escuelas. “La educación es una instancia clave”.

Por su parte, el gobernador cordobés Juan Schiaretti sostuvo que en los últimos años hubo una expansión muy importante del narcotráfico en la Argentina: “No sólo con efectos en la salud, sino que le disputa al Estado la forma de organizar la sociedad”.

“Muchos nos decían que el paco no existía”

 

CÓRDOBA.- “Muchos no nos creían”, expresó Griselda Balmaceda, presidenta de la Red de Madres del Paco NEA y NOA, al afirmar que hace una década advirtió su organización sobre el peligro que representaba la disminución de la edad de inicio en el consumo de drogas. “Muchos nos decían que el paco no existía en varias provincias”, agregó. Y sostuvo que el consumidor de paco “se mueve sólo en 10 cuadras de su barrio, no llega al Estado. Por eso es bueno que se hayan abierto las puertas oficiales para trabajar en conjunto”.


 

Fuente: Diario La Nación 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s