Capacitarán a docentes para que apliquen contenidos de prevención de adicciones en escuelas y jardines

LAS DROGAS Y EL ESTRÉS

La Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas (Sedronar) y el Ministerio de Educación anunciaron un programa de contenidos sobre adicciones y consumos problemáticos que será aplicado en escuelas y jardines de infantes de todo el país. Con un fuerte anclaje en la formación de docentes, el objetivo principal de ambos organismos es evitar que los jóvenes acaben convirtiéndose en víctimas directas o indirectas de las redes de narcomenudeo, confirmaron fuentes oficiales.

Gabriela Torres, titular de la Sedronar, dijo a LA NACION sobre este programa: “Nos parece importante instalar que hay algo para reflexionar y para debatir sobre el tema del consumo problemático, y la prevención del consumo problemático. Estamos armando una red federal, con muchas y diferentes intervenciones para interpelar las prácticas de consumo, fundamentalmente en nuestros jóvenes”.

La funcionaria fue puntualmente crítica con los niveles de consumo de bebidas alcohólicas entre chicos y adolescentes: “Hay algunos problemas, como con el consumo de alcohol, que los argentinos y las argentinas tenemos invisibilizado, naturalizado; en términos de inicio de edad de consumo tenemos el lamentable récord de estar entre los primeros en América en cuanto al consumo en chicos de entre 12 a 17 años”.

La Argentina tiene el mayor nivel proporcional de ingesta alcohólica en la región y se posiciona casi junto a EE.UU. en los índices más altos de consumo de cocaína, según un relevamiento de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que comparó los datos aportados por cada país. La situación es peor aún entre los adolescentes escolarizados, franja en la que los argentinos traspasan el 50% de consumo de alcohol y superan por más de 10 puntos porcentuales a todos los alumnos de los restantes países americanos.

“Debemos trabajar en un gran acuerdo de adultos, y debatir entre todos cómo cuidarnos y cómo cuidar a las generaciones futuras sobre todo. En este sentido, el ámbito educativo es un lugar privilegiado y valioso para empezar a problematizar la naturalización del consumo de alcohol en la sociedad y la falta de información veraz, certera, respecto de las graves consecuencias físicas y sociales que producen estas bebidas en los adolescentes”, señaló Torres.

Oficialmente se confirmó que la problemática del consumo de drogas ha penetrado de forma contundente en las escuelas argentinas y esto preocupa a los funcionarios: “Las situaciones vinculadas a adicciones y a consumos problemáticos de drogas irrumpen en la escuela al igual que otro tipo de problemáticas que, sin gestarse en ella, deben ser abordadas por la institución. Estas situaciones exceden lo estrictamente pedagógico y ponen en tensión los dispositivos con los que la escuela desarrolla su tarea cotidiana, dando cuenta de la necesidad de generar nuevas respuestas frente a nuevas situaciones”.

Jardines y escuelas

El trabajo preventivo en el nivel inicial se focalizará, tal como confirmaron desde ambos organismos del Poder Ejecutivo, en actividades que promuevan “el conocimiento de hábitos relacionados con el cuidado de la salud, de la seguridad personal y grupal”, además de “la expresión de sentimientos, emociones, ideas, opiniones”.

Respecto de los jardines de infantes, los docentes serán capacitados para realizar actividades que promuevan el ofrecimiento y las solicitudes de ayuda, además de “la iniciación en el conocimiento y respeto de las normas y la participación en su construcción en forma cooperativa”.

“Es fundamental que el Ministerio de Educación articule el programa y desarrolle las acciones de prevención desde un abordaje pedagógico, formal, de manera gradual, integral, continua y sistemática”, sostuvo el titular de esta cartera, Nicolás Trotta, en un comunicado oficial. Tras el anuncio, los funcionarios publicaron un extenso documento que confirma los lineamientos del trabajo concreto, también, para adolescentes de escuelas secundarias.

A través de las clases de Ciencias Naturales, los alumnos serán instruidos progresivamente en “el reconocimiento del hombre como agente modificador del ambiente y el reconocimiento de la importancia del mismo en su preservación”. Para los más pequeños, los contenidos estarán enfocados en “los ambientes libres de humo de tabaco y su importancia en el cuidado de la salud de las personas fumadoras o no fumadoras”.

También se abordarán -dependiendo de la edad y el año lectivo en curso- “las consecuencias que pueden ocasionar las alteraciones producidas por el consumo de sustancias psicoactivas en la seguridad vial o en situaciones de conflicto y violencia”.

Por otro lado, en las clases de Formación Ética los jóvenes recibirán contenido vinculado a “redes, organismos e instituciones dedicadas a la prevención de las adicciones y al tratamiento de las personas adictas”; también estudiarán “el consumo de sustancias psicoactivas en contextos de vulneración de derechos” y las “publicidades que propician el consumo de sustancias psicoactivas”.

En la secundaria, los contenidos para chicos de escuelas de todo el país cobran un grado mayor de instrucción política. Según se anunció, serán instruidos sobre los “aspectos jurídicos relacionados con el consumo problemáticos de sustancias psicoactivas; leyes vigentes, jurisprudencia, proyectos de ley en torno a la comercialización y al consumo de drogas” en los países de la región.


Por: Belisario Sangiorgio

Fuente: La Nación

Link de artículo: https://bit.ly/3h7U5oD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s