Barrio en guerra

JuanAlbertoYaria

 

Por el Dr. Juan Alberto Yaría, miembro del OPRENAR y Director General de GRADIVA – Rehabilitación en Adicciones

 

El consultorio de atención en Gradiva es mi “Wikipedia” permanente. Escuchar familias vencidas y culposas con hijos o familiares (incluso parejas) en delitos unido a drogas es común. Oscar roba y se droga con su padre (clase media alta de un barrio residencial); Juan luego de una separación cruenta de sus padres elige la calle y a hombres mayores en contacto con las drogas como orientadores siendo su destino ser un “dealer” y un consumidor en sus 20 años; y así podemos seguir. Incluso los que estamos hace muchos años batallando con estos problemas observamos con extrañeza el cambio de las patologías desde que se inundó el país con drogas y se fue desfamiliarizando la sociedad así como degradando valores de convivencia ciudadana y de una autoridad al lado de la Ley .

Hoy el robo y el consumo crónico de drogas se halla unido ligado todo esto a una amplia red de puestos de venta y de trabajos ilegales y que atentan contra la salud pública. El patio de la parroquia y la escuela fueron reemplazados por la esquina con sus “sentadas” al lado de algunas botellas, los delivery, las motos de reparto, en suma la decadencia social ante la mirada cómplice y “untada “con dinero sucio de muchos. Estados fallidos o barrios en entropía o anomia en crecimiento. El trabajo legal escasea pero también la falta de formación escolar (abandono de la escuela por repitencia o abandonos familiares) hace que no haya población para oficios (uno de los problemas que plantean las cámaras empresariales). El consumo de drogas y alcohol altera la asistencia laboral y el dinero fácil es más tentador .La droga hará el resto porque las drogas atentan contra los instintos de supervivencia y entonces el riesgo se minimiza y los peligros casi no existen. La frialdad moral va unida también al consumo de drogas ya que se genera una verdadera “ceguera” de valores por la disfunción neurológica de los centros superiores de la conciencia y de la vida (lóbulos frontales) y así observamos crímenes inexplicables.

Hay muertes inútiles en esta guerra estúpida, pero guerra al fin, tanto de las víctimas de un tiro al boleo como de los victimarios. Todo esto forma parte de una de las tragedias más graves de la sociedad argentina de los últimos años. Poco a poco se fue desarmando una valla cultural frente al consumo de drogas, vaciando la escuela y los valores religiosos de un sentido trascendente, desacreditando el daño del uso de drogas, trabando la creación de centros de asistencia y prevención e incluso por una reglamentación del anterior Ministerio de Salud en Septiembre del 2016 debían cerrar ya que se caían las habilitaciones (todo esto fue afortunadamente empezado a destruir ahora).

Muchos de mis pacientes me dicen que son sobrevivientes de una guerra  y les digo que tienen la suerte de estar en un centro de rehabilitación para suplir la droga luego de dolores abstinenciales por llantos de una infancia con deprivaciones afectivas , abandonos no hablados, escuela abandonada ; ellos me dicen que cuando están drogados aparece “la bestia” (el Otro oscuro, “el Lobo”) . Me refiero a muchachos que comenzaron a los 12 años y que en sus 20 años actuales han vivido los horrores de la calle, han tenido armas en su poder y en donde la Villa era  como ir a Harvard para encontrarse con lo más preciado y más odiado que era la dosis.

Casi el 85% por de los delitos cometidos en territorio bonaerense tuvieron como responsables a bandas de ladrones que tienen entre 17 y 30 años, compuestas por entre tres y seis integrantes.  Muchos son adictos policonsumidores. Con esto quiero no quiero decir que se droguen para robar sino que su adicción empezó de muy joven. Esa adicción en muchos casos  los llevó al delito y en otros a enfermedades psiquiátricas muy graves. Quizás esto explique, en parte, la irracionalidad presente en muchos de los hechos, en los que dispararon sus armas como si fuese algo natural, sin miedo ni arrepentimiento.

Remontar todo esto nos va a llevar tiempo si el barco está enfilado hacia el puerto de los valores ; ahí no puede haber negociación posible. La impaciencia es nuestro enemigo y el ya… es nuestro estilo de vida La realidad nos muestra mientras tanto que es el trabajo…el mantenimiento…y la gestión cotidiana lo fundamental. Trabajo vs. Magia. Tiempo. Perseverancia .Ya….o futuro.

LA DESFAMILIARIAZACION

Los que trabajamos en terapia de adolescentes profundamente perturbados por las drogas observamos datos inquietantes en lo referente a la contención familiar. La sociedad Argentina asiste a una creciente desfamiliarización. Esto es mucho más evidente en los grandes centros urbanos. El fenómeno genera consecuencias en el campo educativo y en el desarrollo autónomo de los seres humanos, o sea hay una pérdida de la libertad y/ o un miedo a la libertad que en muchos casos se enmascara en conductas desafiantes o hiperactivas como mera libertad de maniobra. El campo de las patologías sociales y del aprendizaje está ligadas también a estos fenómenos de desfamiliarización.
El problema se agrava en todas las esferas cuando el niño ha crecido sin la tutela y la orientación del padre biológico. Este fenómeno es casi masivo en todo el mundo y responde a factores culturales que se han instalado en la postmodernidad: crisis de los vínculos entre los sexos que se “degradan” rápidamente y la noción, parecería, “triunfante” de que el padre es “superfluo”.
Hoy se sabe que los chicos que crecieron sin padre tienen mayor riesgo de interrumpir los estudios secundarios, de permanecer sin estudiar ni trabajar durante largos períodos de tiempo, en las adolescentes sube la prevalencia de embarazo precoz; así como en ambos sexos hay una mayor vulnerabilidad a presiones negativas de pares como de conflictos con la ley.
La desescolarización, los trastornos de conducta infanto- juvenil y las escaladas de violencia abrevan en mayor medida en situaciones familiares en donde el padre ha estado ausente desde temprana edad es desconocido, falta por una enfermedad mental, alcoholismo, drogodependencia o sencillamente porque no convivió con él. En todos estos casos la ausencia no fue seguida de una compañía educativa aunque sea episódica.
La ausencia de padre biológico es considerada hoy además como un factor potenciador de la pobreza. Habitualmente se menciona a la pobreza extrema como una de las fuentes de la disolución de los lazos familiares, lo cual es cierto, pero al mismo tiempo no se menciona a la falta de padre como un factor que impide la apertura a las redes sociales productivas y de socialización.

Los finales del siglo XX mostraron un desplazamiento hacia la periferia de la familia de la figura del padre. Un feminismo, creemos mal entendido, mocionó al padre como un personaje superfluo considerándolo sólo como un “proveedor” de semen alejado de toda función simbólica.

Balance 2016

9159_250x250Desde el OPRENAR queremos compartir con ustedes las principales acciones que realizamos este año, agradecerles el apoyo que recibimos y transmitirles nuestros mejores deseos para el 2017.

A continuación destacamos las principales actividades que formaron parte de la agenda 2016:

  • La incorporación de nuevas universidades: la Universidad Católica de Salta y la Universidad del Aconcagua. De esta forma, el OPRENAR pasa a estar integrado por un total de 34 instituciones y comienza a presentar una configuración federal que nos enorgullece.
  • La realización de tres reuniones plenarias con excelente convocatoria y gran compromiso de los miembros del Observatorio:
    • 28 de abril en la Universidad Abierta Interamericana
    • 8 de agosto en la Universidad de Palermo
    • 13 de octubre en el IADT – MEDICUS
  • El 4 de noviembre se organizó el “Tercer SimposioResultado de imagen para oprenar ¿Cómo prevenir el avance del narcotráfico?” en la Aula Magna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Participaron como oradores destacados funcionarios del gobierno nacional, especialistas en el área de prevención de adicciones y lavado de activos y los coordinadores de las cinco comisiones que conforman el Observatorio. Asistieron al Simposio más de 600 personas.
  • Miembros del OPRENAR participaron del taller sobre “Narcóticos: problemas y soluciones para este problema mundial” en la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano. El encuentro contó con la presencia del Su Santidad Papa Francisco.
  • Resultado de imagen para oprenarEn junio se inició el programa de televisión “OPRENAR Narcotráfico” con la conducción del Dr. Guillermo Marconi. El programa se emitió semanalmente por el Canal Metro. Se contó con la presencia de expertos y funcionarios públicos en áreas de prevención de adicciones, justicia y lavado de activos. Los programas pueden accederse también a través del canal de YouTube del OPRENAR.
  • A fines de septiembre recibimos la visita del Dr. Charles Intriago, especialista internacional en lavado de activos. Se organizaron dos conferencias y se concretó un encuentro en el Teatro Santa María entre funcionarios del gobierno nacional, miembros del OPRENAR y el Dr. Intriago.
  • Desarrollamos propuestas de modificación de las leyes 26.683 y 25.246 – Lavado de activos. El 27 de julio el OPRENAR ha circulado una propuesta de modificación de la legislación vinculada al lavado de activos en el país (que presenta cambios tanto a nivel del derecho penal como del derecho administrativo) entre diversos actores políticos, empresariales y de la sociedad civil, a fin de poder consensuar una normativa que sea útil y aplicable.
  • El OPRENAR disertó en el Primer Encuentro Anual de Familias en la sede del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
  • Después de la tragedia ocurrida en en la fiesta Resultado de imagen para oprenarelectrónica Time Warp, el OPRENAR emitió una declaración pública bajo el título “No hay drogas buenas o malas” publicada en El Cronista Comercial y fue mencionada en una editorial del Diario La Nación.
  • Tal como se realizó en años anteriores, las universidades miembros organizaron diferentes actividades de docencia, extensión e investigación en materia de prevención del avance del narcotráfico.
  • Continuando con las acciones comenzadas en el 2015, se siguieron concretando audiencias con distintos funcionarios del poder ejecutivo y el poder judicial nacional y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • Participación de Jorgelina Devoto en representación del OPRENAR en la I Jornada Nacional sobre Prevención de Adicciones en la UBA. La exposición se basó en los desafíos de las políticas de drogas en nuestro país.
  • El OPRENAR disertó en el II Pre -Congreso Internacional de Prevención de las Adicciones y la I Jornada Nacional de Prevención de las Toxicomanías.
  • La Mg. Jorgelina Devoto, Coordinadora de la Comisión de Prevención Social y Rehabilitación del Adicto, ha representado al Observatorio en la Mesa de Diálogo sobre Adicciones de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • Participación en la Presentación del Plan de Abordaje de las Adicciones del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
  • Participación del ORPENAR en el Comité Consultivo de la Comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.
  • Presencia del OPRENAR en la primera reunión de la Resultado de imagen para oprenarComisión de Científicos para el Abordaje y el Análisis de las Adicciones, su Tratamiento y Rehabilitación de la HCDN.
  • Publicación del libro Lavado de activos, Narcotráfico y crimen organizado: Aportes para la prevención de una problemática en desarrollo, que fue editado por el CRUP
  • Presentación del libro Prevención educativa de las adicciones, del Dr. Pedro Luis Barcia, en la Ciudad de Mendoza.

Expectativas a mediano plazo

A mediano plazo, el OPRENAR mantiene los siguientes desafíos:

1. Monitorear el avance de políticas públicas tendientes a prevenir el avance del narcotráfico y realizar sugerencias / aportes a través de su cuerpo de expertos.

2. Generar conciencia social para evitar la banalización del consumo de sustancias psicoactivas (desde el alcohol hasta las drogas ilegales) y promover un abordaje responsable centrado en la persona humana.

3. Profundizar su presencia federal en todo el país.

4. Incrementar y enriquecerse a partir del intercambio internacional con otras organizaciones similares de la sociedad civil del resto del mundo.

Agradecemos el apoyo y el compromiso brindado por todos los miembros del OPRENAR y esperamos que el 2017 nos encuentre unidos en pos de alcanzar todos nuestros objetivos.

Resultado de imagen para oprenar

Familias que consumen

JuanAlbertoYaria

Por el Dr. Juan Alberto Yaría, miembro del OPRENAR y Director General de GRADIVA – Rehabilitación en Adicciones

“Cuando el uso de drogas pasó de lo sagrado y secreto al nivel del consumo de masas vemos el fenómeno de las drogas como el de una sociedad en vías de esquizofrenizarse; es que los educadores no hemos podido transmitir la pulsión de la vida”

CLAUDE OLIWENSTEIN


Desde hace varios meses estoy estudiando un nuevo hecho sanitario o, mejor dicho, de enfermedad social, como es la droga en familia. En Gradiva el 62 % de los pacientes tienen familiares en “carrera” adictiva. Hermanos entre sí. Algún padre con un hijo. Hijos menores que observan como su madre con sus amigos consumen delante de ellos. Esposos complacientes y permisivos que facilitan incluso con dinero la compra de drogas mientras sus hijos observan esos hechos. Les doy a conocer una sorpresa para mí, luego de más de 40 años de atención de estos padecimientos .Muchos se disputan la posesión en el jardín de la casa de las plantas de marihuana como un trofeo de salvación. La venta de drogas es común en estas familias. Hijos roban con alguno de sus padres para conseguir consumo. Alguno vende sustancias, en muchos casos para solventar a todos. Las mujeres a veces cambian sus parejas y tienen a un “dealer” como compañero. Este funciona como un psicópata duro y cruel que habitualmente impone perversiones para facilitar el consumo. Nada es gratuito en esos medios; todo se impone a sangre y fuego ya que se libera lo más primitivo de los seres humanos, en donde no hay lealtades ni Ley, sino sometimiento y dominio.

Así se va deteriorando todo un conjunto generacional. Resultado de imagen para familia consumo drogasReflotar todo esto lleva meses, incluso con ayuda de miembros sanos y fuertes de la familia, que van a tener que enfrentarse con la defensa de la enfermedad que ejercen aquellos que la padecen, y con la ayuda de jueces y abogados, que protejan a los hijos que quedan como espectadores pasivos pero con impresiones traumáticas. Impresiones que luego, más adelante en el desarrollo, actuarán en todo un cortejo de síntomas en algunos casos adictivos (repetir lo que aprendieron) o con síntomas psicóticos.

DROGA Y FAMILIA

Hay tres hechos que son fundamentales para entender estos procesos: a. las drogas afectan y generan un gran stress en toda familia (noches sin dormir, allanamientos, llamadas de guardias hospitalarias, etc.); b. las familias participan en la génesis de la enfermedad (de distintas maneras, desde la permisividad más absoluta hasta la impotencia para resolver precozmente los primeros consumos y no pedir ayuda); c. las familias participan en el mantenimiento de la enfermedad (negando el problema, facilitando con dinero el consumo, tolerando robos de objetos o dinero en la propia casa, dando la casa para que se consuma y sea invadida por varios extraños o “amigos” de consumo,etc.).

Resultado de imagen para familia consumo drogasLa afección familiar se observa en cambios emocionales (cambios de humor, irritabilidad, distanciamiento de los amigos y de las actividades sociales, depresión, separaciones cruentas con culpas mutuas, etc.); físicamente en enfermedades relacionadas con el stress, pérdida del apetito o compulsión con la comida, depresiones de algunos de los padres e incluso enfermedades oncológicas luego de años de pesar y dolor; económicamente en quebrantos de dinero para pagar a “dealers” que amenazan a los familiares, venta de posesiones inmobiliarias , pérdida de ingresos; socialmente , mientras tanto, la familia se va aislando de los amigos y del resto de la  familia, cambian los intereses y aficiones en favor de la conducta y de la crisis del adicto . Son en muchos casos “detectives” de conductas de sus hijos que al final quedan demolidos por el stress, el miedo y la desesperación.

AMAN LO QUE LOS DESTRUYE

El consumidor de drogas se halla ante un laberinto del cual no encuentra salida: “ama lo que lo destruye”. Para vencer esta conducta melancólica suicida (hoy podemos decir que la adicción es una variante del suicidio) se necesita mucho apoyo del resto de la familia venciendo las manipulaciones del consumidor. La manipulación tiene varias caras: ya estoy bien, no hagamos ningún tratamiento, “yo la controlo”, promesas, etc. Acá la firmeza es fundamental y el cumplimiento del tratamiento es una condición fundamental, respetando el encuadre de los profesionales. El objetivo de este cambio de actitud es que aquel que padece esta enfermedad enfrente las consecuencias de sus actos y que perciba que no tiene la opción de seguir manipulando a la familia. La manipulación es uno de los síntomas y conductas más característicos del paciente adicto. Consiste en despertar en el interlocutor (por lo general un familiar, un amigo, compañeros de trabajo o incluso el terapeuta) ciertas emociones de protección, lástima o comprensión que lo lleven a obtener su deseo de mantenerse en el consumo y evitar las consecuencias de sus actos sin asumir las responsabilidades que ello implica.

Cambiar estas conductas es todo un proceso porque habitualmente el familiar era el que presentaba excusas en el trabajo o en los estudios, justificaba su aparente enfermedad, trataba de resolverle problemas legales, mentía para protegerlo de los demás, buscaba a alguien para encontrarlo, suplicaba con el “no me vas a matar”, ocultaba sus malas conductas, lo defendía cuando era atacado por otros matar”, intercediendo si un familiar le quería poner límites.

En conclusión, este nuevo fenómeno implica a todo un conjunto social afectado por el consumo de drogas y con ciclado de enfermedades mentales y físicas por los sufrimientos que todos padecen. Es un problema social serio y nuevo en este contexto epidémico que debe ser atendido con urgencia.

Resultado de imagen para familia consumo drogas

Un grupo académico destacó los avances en la lucha contra las adicciones pero también reclama un plan integral

Buenos Aires, 20 de diciembre (Télam)

Resultado de imagen para oprenar

El Observatorio de Prevención del Narcotráfico (Oprenar), integrado por diferentes instituciones educativas, presentó un informe donde destacan distintos avances en políticas para combatir las adicciones, pero en el que también reclaman un plan integral para desarticular el consumo de drogas en el país.

Según el Oprenar, en el último año, Argentina pasó de rojo a amarillo en materia de lucha contra el narcotráfico y adiccciones. Entre las medidas que destaca está la decisión del Gobierno nacional de declarar la “emergencia nacional en materia de adicciones”, anunciada el pasado 12 de diciembre por el presidente Mauricio Macri y la implementación de un programa en conjunto con los municipios. Además, destaca la “tendencia a confrontar la tolerancia social al consumo y la banalización de los riesgos que conlleva”.

Sin embargo, el Oprenar cuestiona la falta de hospitales polivalentes capacitados para atender adicciones y que todavía no se haya implementado el Programa Nacional de Educación y Prevención sobre las adicciones y el consumo indebido de drogas que había sido sancionado en 2009.

“La prevención educativa no debiera estar restringida sólo a los jóvenes sino dirigida a toda la sociedad en su conjunto. Es necesario poner el acento en la demanda y comprender que en el centro del problema de las adicciones y el narcotráfico está la persona humana. Por eso mismo, la prevención educativa constituye un espacio de importancia radical en toda política integral para enfrentar este flagelo”, dice en un tramo el informe.

De la investigación participaron especialistas de más de 34 instituciones vinculadas a la educación y la salud como la Universidad Católica (UCA) o la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).

Destacan avances en la lucha contra el narcotráfico pero reclaman la implementación urgente de políticas

19 de Diciembre de 2016 – Ámbito.com

El Observartorio de Prevención del Narcotráfico (OPRENAR) destacó diversos avances del Gobierno en la lucha contra la comercialización de drogas como así también en su distribución y compra. También remarcó “un cambio sustancial de paradigma con “en la prevención y control del lavado de activos con respecto a la gestión kirchnerista.

En el informe, el OPRENAR sostiene que “la declaración de la emergencia en adicciones, la implementación de programas y espacios de intercambio de prevención como el Programa Municipios en Acción, las leyes de Ludopatía y de Salud Mental” es un avance en la materia a destacar.

Asimismo, el organismo observa “una saludable reacción política para trabajar fuertemente en la amenaza que significa el narcotráfico” aunque reclama una mayor atención al tema educativo: “Debe implementarse en su totalidad el Programa Nacional de Educación y Prevención sobre las adicciones y el consumo indebido de drogas sancionado en el año 2009”.

En esa línea, el estudio también se expide sobre el trabajo mancomunado entre los gobiernos nacionales, provinciales y municipales: “Es imprescindible ampliar la mesa de trabajo a todos los intendentes del país para lograr un contrato de responsabilidad. También es imperiosa la implementación de políticas contra la lucha del narcomenudeo con una estrategia operativa multidimensional”.

“La descentralización del narcotráfico es responsable de la violencia social y el aumento del consumo. Entre los aspectos positivos se avanzó en la creación del Consejo Federal de Precursores Químicos, en la capacitación de las fuerzas de seguridad, la Dirección de Control de Integridad de dichas fuerzas y el relanzamiento del Observatorio Argentino de Drogas”, destacan.

Por otra parte, en el informe se destaca el “fortalecimiento del Poder Judicial” . “Uno de los principales aspectos positivos ha sido la creación de la Comisión Judicial contra la Lucha contra el Narcotráfico en el marco de la Corte Suprema de la Nación y del plan Argentina sin Narcotráfico”, advierte.

Además, el organismo destacó que rebajó el nivel de alerta sobre la problemática del color rojo a amarillo, aunque reconoce que el camino a seguir “aún es largo”.

Nota original publicada en Ámbito.com

Cocaína: la “Peste Blanca” (Parte 1)

JuanAlbertoYariaPor el Dr. Juan Alberto Yaría, miembro del OPRENAR y Director General de GRADIVA – Rehabilitación en Adicciones

“…El problema es que el tratamiento para la adicción a la cocaína tiene una cura: dejar de usarla; suena simple pero no es fácil”, Cocaína: La Peste Blanca (G.Nahas – EE.UU)


Estamos en una epidemia en donde la “Peste Blanca” pretende resumir como título a un actor central de esta era que se anuncia ya en la década del 80 en donde la  súper-estimulación es clave. Rendir, no dormir, performance, estar “a mil”. Invade las calles, las Bolsas de Valores, las redacciones, las familias, las escuelas y las universidades, las fiestas, etc. El sentido de todo es el exceso para lograr la performance y esto reemplaza la proyección. Más que proyectar día a día hay que rendir.

Hipermodernidad como nuevo tiempo de la humanidad marcado por la información en tiempo real e instantáneo. Tiempo de la robótica y del inicio de la computación y de la comunicación. El hombre se asimila a ese modelo, se asemeja a esa máquina veloz. El ser humano también ya es veloz aunque sea artificialmente. Lo definió, perversamente, el llamado “Patrón del Mal” Pablo Escobar Gaviria cuando describen sus biógrafos: ”con esto no van a poder los ejércitos”. Husmeaba un nuevo tiempo en donde esta droga iba a convertirse en una necesidad imperiosa para millones. Hoy esta peste blanca adquiere distintos nombres: cocaína, crack, pasta base, pastillas estimulantes, metanfetamina, éxtasis. El antecedente en muchos casos es la marihuana que, desde mi punto de vista, junto con el alcohol son los cursos preparatorios que en muchos casos culminan luego del shock del “flash blanco” en drogas de huida neta y nirvanicas como los opiáceos (plantas adormideras). Nuestro país es el primer consumidor de cocaína de América del Sur y el segundo en toda América luego de Estados Unidos.

Resultado de imagen para cocainaNahas, científico de nota y que incluso fue contratado por el gobierno chino para prevenir probables epidemias de drogas en la década del 80, luchó en el estado de California para mostrar los daños. En los ambientes artísticos, culturales y empresariales era considerada una droga “recreativa”. El viejo maestro Nahas con quien tuve el honor de estudiar en Argentina y EE.UU luchaba en su país contra la cultura de la implantación de la cocaína que se la consideraba, como en la Argentina de los 80 y todavía en algunos sectores en la actualidad, como una droga recreativa y de la diversión.

Mientras tanto en los 80 los experimentos animales nos mostraban lo contrario, los ratones de laboratorio morían por consumir esta droga y ni siquiera comían. En los humanos pasaba lo mismo. Clínicas, sanatorios, hospitales y consultorios se llenaban de pacientes que como los ratones tampoco “podían parar”. Accidentados. Hemipléjicos. Homicidas. Muertos. La sociedad a través de voceros privilegiados seguía hablando de la droga de la “felicidad” y que además no generaba daño. El no poder parar no era solo lo que les sucedía a los roedores en los 90 desde el Nida (Centro Nacional de drogas de EE.UU) se empezó a observar los cambios en el funcionamiento cerebral a medida que el órgano se iba adaptando a su uso. Cambios funcionales químicos y eléctricos, y modificaciones estructurales (infartos cerebrales, por ejemplo).

La Argentina de los 80

En nuestro país durante los 80 murieron personajes encandilados por el “polvo blanco” como pasaba en Norteamérica. Ilusión de potencia y omnipotencia que era el pasaporte seguro a la autodestrucción. Toda superación de límites, parecería, -al fin- nos limita de la peor manera. Olmedo se tira de un balcón. Otros participan en horrendos crímenes. Ha caído hace unos años el “Último de los Mohicanos” de esa época, el “Facha Martel” que incluso llegó a vivir en un auto abandonado. La cultura de la droga se estaba instalando en esa época y llamativamente, y a la vez simbólicamente “La Ciudad Feliz” era testigo y testimonio de ese momento. Nuestra sociedad estaba perdiendo la noción de fiesta ya que en la post-modernidad es suplantada por el exceso. Es la fiesta vivida inmediatamente en el cuerpo y a través de los grupos en lo colectivo. En este tipo de fiesta con excesos está el placer. En la post-modernidad las drogas y sus excesos remplazan todo. El sentimiento que parece acompañar a la fiesta post-moderna es la tristeza y el vacío, como su contracara.

Siglo XXI

La droga entra ahora en este nuevo tiempo en la familia. Hoy es común observar familias enteras de consumidores o grupo de hermanos, padre e hijo o madre e hija. Plantas de marihuana en los jardines o excursiones para ir a encontrarse con un supuesto “chaman” que los “ilumine” con el hongo alucinógeno con ayahuasca. En Gradiva el 62% de los pacientes tienen algún familiar consumidor. La tercera población de consulta son familiares en contacto con la droga; la segunda son patologías de adultos con daños severos en los distintos sistemas orgánicos y con alteraciones mentales por un consumo de muchos años y en primer lugar de los jóvenes. El costo social de todo esto es central.

Las drogas en la vida familiar llevan a fenómenos contrarios a todo desarrollo sano: a. rechazo de los hijos si los padres están en carrera de consumo con conductas contradictorias, violentas e incluso perdidas de las diferencias generacionales con abusos sexuales; b. codependencias permisivas y cómplices  en donde algunos de los familiares oculta información a otros sobre la conducta de alguien e incluso le facilita la compra de drogas; c. sociedades adictivas entre hermanos o padres generándose una verdadera debacle del sistema familiar y por ende de toda socialización.

Los costos en calidad de vida de la sociedad son inmensos. Económicamente un país se resiente enormemente ya que las ausencias laborales, los costos judiciales, médicos, penitenciarios y básicos, y fundamentalmente se va devaluando la cultura y la educación social.

Imagen relacionada

Comunicado de Prensa: Avance del gobierno en las propuestas de Prevención del Avance del Narcotráfico

9159_250x250

El Observatorio de Prevención del Narcotráfico (OPRENAR), conformado por 34 instituciones vinculadas a la educación y la salud (entre las cuales se cuentan 24 universidades y dos academias nacionales), ha elaborado un informe sobre los avances del Gobierno en materia de políticas de prevención del narcotráfico y las adicciones durante su primer año de gestión.

El OPRENAR destaca el espacio que el Gobierno le ha asignado en su propia agenda, ubicándolo entre una de sus prioridades. Es especialmente relevante la voluntad de trabajo en la búsqueda de soluciones y el diálogo intersectorial que promueve la Administración Nacional. Sin embargo, muchas iniciativas se encuentran aún en un estado de enunciación que requiere implementación urgente y seguimiento. Por otro lado, si bien se han presentado planes para abordar la problemática desde diversos organismos del Estado, falta aún la articulación de un plan integral que articule medidas para enfrentar de manera sistémica tanto la oferta como la demanda de sustancias psicoactivas.

En tal sentido, desde el OPRENAR se manifiesta que, en relación con el Gobierno anterior, existe un avance superador en materia de prevención del narcotráfico y las adicciones. Sin embargo el camino por recorrer es aún extenso. Por eso mismo, en términos de indicadores de alerta se decidió identificar este proceso como el pasaje de color rojo a color amarillo.

En términos operativos, las siguientes son las principales conclusiones de las distintas comisiones de trabajo del OPRENAR:

  • Prevención Social y Rehabilitación

Hay una tendencia muy positiva de confrontar la tolerancia social al consumo y la banalización de los riesgos que conlleva. Se destaca la declaración de la emergencia en adicciones, la implementación de programas y espacios de intercambio de prevención como el Programa Municipios en Acción, las leyes de Ludopatía y de Salud Mental. El desempeño del Consejo Federal para la Prevención y Asistencia de las Adicciones (COFEDRO) y del Observatorio Argentino de Drogas junto con la creación de protocolos de intervención y de servicios de atención más accesibles son también pilares sumamente positivos que es necesario resaltar. En el lado del haber, resta establecer Hospitales Generales Polivalentes preparados para atender adicciones y realizar programas preventivos. Tampoco se desarrollaron modalidades de tratamiento que contemplen procesos de desintoxicación, tratamiento ambulatorio, reinserción y grupos de seguimiento.

  • Prevención Educativa

Resulta necesario fortalecer a través de la educación la reducción del consumo de drogas en los jóvenes. Si bien se elaboró un plan nacional para el tratamiento de adicciones en el ámbito educativo, aún  debe implementarse en su totalidad el Programa Nacional de Educación y Prevención sobre las adicciones y el consumo indebido de drogas sancionado en el año 2009. Un rol especialmente importante en la materia está en manos del Instituto Nacional de Formación Docente. Por otra parte, la prevención educativa no debiera estar restringida sólo a los jóvenes sino dirigida a toda la sociedad en su conjunto. Es necesario poner el acento en la demanda y comprender que en el centro del problema de las adicciones y el narcotráfico está la persona humana. Por eso mismo, la prevención educativa constituye un espacio de importancia radical en toda política integral para enfrentar este flagelo.

  • Políticas de Seguridad

Es imprescindible ampliar  la mesa de trabajo a todos los intendentes del país para lograr un contrato de responsabilidad. También es imperiosa la implementación de políticas contra la lucha del narcomenudeo con una estrategia operativa multidimensional. La descentralización del narcotráfico es responsable de la violencia social y el aumento del  consumo. Entre los aspectos positivos se avanzó en la creación del Consejo  Federal de Precursores Químicos,  en la capacitación de las fuerzas de seguridad,  la Dirección de Control de Integridad de dichas fuerzas y el  relanzamiento del Observatorio Argentino de Drogas. Sin embargo aún resta desarrollar un plan interministerial de lucha contra el narcotráfico y ampliar el despliegue territorial. Además, se advierten carencias en los recursos humanos para enfrentar este desafío de primer orden.

  • Fortalecimiento del Poder Judicial

Se observa una saludable reacción política para trabajar fuertemente en la amenaza que significa el narcotráfico. Uno de los principales aspectos positivos ha sido la creación de la Comisión Judicial contra la Lucha contra el Narcotráfico en el marco de la Corte Suprema de la Nación y del  plan Argentina sin Narcotráfico. En cuanto a las oportunidades de mejora, cabe señalar la carencia de acciones de gobierno concretas que abarquen a los tres poderes del Estado y a todos los actores de la sociedad. A través de la coordinación de medidas dirigidas en un mismo sentido se vislumbrarán cambios efectivos en la problemática.

  • Prevención y Control del Lavado de Activos

Existe un sustancial cambio de paradigma respecto del gobierno anterior en este tema. Se destaca positivamente el desempeño de la Unidad de Información Financiera (UIF). Se implementó un sistema de prevención real y eficaz, depurador de la participación de terceros. Resta sancionar una Ley Penal Especial de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo superadora de la actual.

Desde el OPRENAR  sostenemos que es responsabilidad de todos los actores sociales evitar el avance del narcotráfico. El narcotráfico no puede avanzar sobre el Estado, ni convertirse en el primer empleador del país o un camino para asegurar la movilidad social. Para lograrlo es necesaria la implementación  de políticas de Estado eficaces y duraderas para trabajar en el control de la oferta y la disminución de la demanda, defendiendo la cultura del esfuerzo y de la vida saludable.

Se adjunta a continuación el informe completo “Avance del gobierno en las propuestas de Prevención del Avance del Narcotráfico”.

Informe Completo – Sistema de Monitoreo OPRENAR