Alcohol y embarazo: Un “cóctel” muy dañino

El alto consumo de alcohol trae aparejados diversos problemas de salud. En la gestación, acarrea graves consecuencias para el niño.

En los últimos años se ha producido un incremento notorio en el consumo de alcohol por parte de la población y particularmente en la franja etaria de la adolescencia . La cultura imperante en nuestra sociedad favorece el consumo de distintas sustancias psicoactivas y especialmente del alcohol. Las últimas investigaciones muestran que aumenta el consumo, disminuye la alarma social y se minimizan los riesgos del mismo. Asimismo ha bajado la edad de inicio del consumo y se ha incrementado de manera manifiesta en la población femenina. Este panorama nos obliga a pensar en la importancia de abordar la problemática de consumo de alcohol en el embarazo, sobre todo en el embarazo adolescente. No se desarrollan políticas de prevención que alerten a las mujeres jóvenes de los riesgos y las consecuencias del consumo de alcohol en el niño a nacer.

Si tenemos en cuenta estos factores contextuales:   aumento del consumo abusivo, en población adolescente y aumento del consumo femenino, debemos establecer que nos encontramos frente a un problema en crecimiento. En una investigación realizada hace unos años por el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, los resultados arrojan como dato que más del 12 % de la muestra de la población embarazada cree que se pueden ingerir alcohol durante el embarazo y que el  1.69 %  de las encuestadas  desconoce si es dañino o no.  De la muestra encuestada que consumió alcohol un 59% lo hizo durante el primer trimestre del embarazo;  de las menores de 18 años el 28,57% continuó la ingesta más allá del primer trimestre.

Si pensamos en las consecuencias sobre la salud del niño, los especialistas en el tema afirman que existe un Sindrome Alcohólico Fetal (SAF), producto del consumo abusivo de alcohol durante el embarazo,  que provoca consecuencias físicas y neurológicas severas. El niño presentará retraso en su maduración y crecimiento y, a futuro, dificultades en su desarrollo intelectual. Los estudios muestran que no hay una dosis umbral mínima para los efectos del alcohol en el feto, por lo cual se recomienda la abstinencia total de alcohol durante el embarazo. Inclusive se ha comprobado que también existe un efecto a futuro aún dentro de parámetros de consumo moderado por parte de la madre. Muchas dificultades a futuro podrían evitarse si se sensibilizara a la población de mujeres en edad fértil sobre este tema.  Aún en el ámbito de los Agentes de Salud existe todavía un desconocimiento sobre el tema, o la creencia que una baja cantidad o el consumo social  de alcohol no producirá consecuencias durante la gestación. Algunos profesionales de la salud manifiestan que no indagan sobre este tema en la consultas. Si no conocemos esta realidad tampoco podremos actuar sobre ella.

El niño presentará retraso en su maduración y crecimiento y, a futuro, dificultades en su desarrollo intelectual“.

Se conoce la existencia del Sindrome de Abstinencia del Alcohol en el recién nacido y hay trabajos dedicados a ello, pero eso sucede cuando la madre padece una adicción durante el embarazo. No se conoce tanto sobre la incidencia en el consumo moderado. Frente a este diagnóstico de la situación actual podemos actuar preventivamente. Algunas de las acciones que deberían implementarse incluyen el trabajo con profesionales de la Salud en general, capacitando a los equipos con un abordaje interdisciplinario para comprender y elaborar estrategias de trabajo en esta problemática. También en el Ámbito Educativo debe incluirse esta temática en la escuela Secundaria ya que es en esta edad en la que comienza el consumo y las relaciones sexuales. No hablar del tema no es una solución y sólo agrava el problema. Pensamos que Cuidar y proteger a los niños es una responsabilidad insoslayable de una comunidad saludable.  Y es nuestra tarea profesional sensibilizar, capacitar y acompañar  para prevenir, asegurando a los niños su derecho a un futuro mejor.


Por Jorgelina Devoto: Coordinadora de la Comisión de Prevención Social, Tratamiento y Rehabilitación del OPRENAR. Directora Instituto de Prevención de las Adicciones,  Facultad de Medicina ,Universidad del salvador

Fuente: Perfil

Enlace: https://bit.ly/2SsrsIr

Taller abierto y gratuito de Prevención Comunitaria

Te compartimos la invitación al taller que brindará la Dra. Jorgelina Devoto, el lunes 28 de septiembre de 15 a 17hs.Se realizará a través de ZOOM.

No es necesario inscribirse, hay que ingresar directamente en el día y horario del evento a través del link: https://bit.ly/3hY9lEw

ID de reunión: 842 3382 9744

Código de acceso: 947001