FIESTAS ELECTRONICAS-“ RAVE”

Por el Dr. JUAN ALBERTO YARIA, Miembro del  OPRENAR y DIRECTOR GENERAL GRAIVA –Rehabilitación en adicciones
Rave literalmente traducido quiere decir “delirio”
f100008801

Desde hace varios años las fiestas electrónicas o “rave” se pueden convertir como  su misma palabra lo dice en  un delirio ; lo frenético en muchos casos se transforma en una girar delirante en donde la excitación no permite reconocer las señales corporales de alerta o riesgo . Es un recuerdo ya los 6 muertos de Time Warp o los distintos eventos trágicos en Córdoba con 3 muertos y  los 2 muertos  en Arroyo Seco o lo que está sucediendo en  Mar del Plata.

Los intendentes asisten atónitos ante este nuevo fenómeno en donde no saben si prohibir, reglamentar, regular o permitir estos eventos. Además reconocen no tener los recursos sanitarios para enfrentar este tipo de eventos. Lo escaso de los recursos sanitarios delata que llegamos tarde para enfrentar este macro-negocio en marcha en todo el mundo .  Las fiestas son marcas globalizadas (Time Warp, Creamfield, Tomorrow Land, Ultramusic Festival, Sensation,etc) y además marcas locales que distintos disc-jockey están promoviendo. Mucho dinero corre ahí ya que todo está “loteado” desde la entrada de “dealers” hasta el agua y las entradas con equipos de abogados entrenados y sistema de ambulancias que permitirán derivar a otro lugar al pre-comatoso desligando responsabilidades.

Podriamos decir acá que el Estado es demasiado pequeño para atender situaciones sostenidas por corporaciones del “divertimento” musical electrónico con sponsors poderosos y con equipos de prensa que pueden cortar la carrera política de cualquiera. A todo esto se debe añadir la cantidad de fiestas que se realizan en lugares privados (quintas por ejemplo)  sin necesidad de ningún permiso y con una amplia cobertura de dealers y de recursos sanitarios para esconder “bajo la alformbra” cualquier problema médico. Internet es la aliada de estas fiestas ya que la música electrónica se difunde por variados sitios y tiene desde hace 30 años un público mundial muy alto .

EL EXTASIS Y LA ARGENTINA

Todo comienza en el año  2001 en la Argentina con la primer Creamfield y quedamos convertidos c por esta marca mundial en la Regional Electrónica (distinción para explotar este mercado como capital Latinoamericana del “rave”). Recuerdo haber recibido una paciente en ese momento que me comentó la cantidad de gente intoxicada en carpas de campaña con médicos (todo eso fue ignorado por la prensa y la opinión pública) y esta joven me relató su odisea hasta que llego a Gradiva e inició un proceso de recuperación. Ahí fueron 18.000 personas .Se repite en el 2002 con 24.000, en el 2003 con 35.000 , 2004 55.000 y 2006 65.000. Mientras tanto una disco en esa misma época de la Costanera juntaba de 4 a 5 mil personas con música electrónica a puro éxtasis y cocaína.

f100010072

Ya posicionada la Argentina como lugar que genera mucha plusvalía  distintas marcas se apoderan de este mercado y tratan de posicionarse. La displicencia argentina no solo fue que no se reglamentó u ordenó este tema sino que no se realizó ningún programa preventivo para este fenómeno adictivo mortal (están los estimulantes alucinógenos ahí presentes ) . El éxtasis y las fiestas “rave” van de la mano de la epidemia de drogas que vivimos en distintos estamentos de la sociedad.

EL OTRO DEFAULT ARGENTINO

Precisamente desde el inicio de los 2000 se detienen todos los programas preventivos e incluso se desactivan centros públicos de asistencia y empiezan acciones inorgánicas sin un planeamiento preciso mientras van aumentando los parámetros de prevalencia de la enfermedad con todas las secuelas psiquiátricas, accidentes, muertes, etc.

Lo de Time Warp y lo que sucede hoy en Mar del Plata es el signo de nuestro “default” o sea de nuestra deuda social para enfrentar este problema socio –sanitario. Llegar antes es la consigna y esta es la base de cualquier política de salud desde el cáncer de mama en su detección precoz hasta la prevención en los niños y adolescentes con sus familias en el tema de las drogadependependencias. Incluso no solo se desactivo una política que permitiría llegar antes sino que además se estimuló la aceptación social del consumo en edades puberales contradiciendo lo que la medicina del cerebro nos enseñaba a principios del 2000 :  en la adolescencia es máxima la vulnerabilidad frente al consumo de drogas y permite un más rápido tránsito a la cronicidad del consumo. Un estudio realizado en el CONICET por  la Lic. Ana Camaroti sobre 150 jóvenes que concurren a fiestas “rave “ el 61 % consumen éxtasis  y lo combinan también con marihuana tabaco .Los celebres anteojos negros en ambientes oscuros tratan de disimular los “nistagmus” que se crean por el consumo de esta droga con movimientos incontrolados de los ojos .

Este cuerpo en simbiosis con los ritmos que promete el extasis vacia de serotonina(neurotransmisor) el cerebro pero mientras tanto la persona siente que está en un mundo mágico de contacto piel a piel con en la extrañeza de lo alucinatorio pasando previamente por una disociación de la personalidad. Sentir el cuerpo en sensaciones eróticas pero no sentir las fallas que en el mismo momento están sucediendo en su biología .

En las fiestas electrónicas se une la música como fenómeno global  y transmitido repetidamente por Internet y las cadenas de you Tube y las drogas (especialmente el éxtasis como mezcla de una suoperestimulación con alucinaciones). Si la sociedad actual es producto de flujos globales (financieros , terroristas, narconegocio, corporaciones superiores a los propios Estados Nacionales) también la música se adosa al narco-menudeo que se transforman ambos en flujos globales . Los flujos globales superan  a los poderes locales hoy  salvo que los poderes locales generen un programa global nacional para enfrentar estos males .Darle poder a la comunidad desde las familias , las escuelas y las organizaciones sociales sobre los daños y consecuencias del consumo de drogas y lugares públicos esparcidos en todo el territorio para la atención lo más precoz posible.

En nuestro país mientras aumentaban los flujos globales de las drogas y su comercio  desarticulamos todas las políticas locales. Y así cada fín de semana es contar cuantos heridos en esta “guerra de guerrillas” hay. Y los que no se cuentan todos los días porque no tienen la imagen de prestigio de haber ido a un Time Warp o Creamfield sino a una bailanta a pura cumbia. Tenemos que desentrañar y derrotar ese Poder  desde acciones locales intensas ; eso es la Política con mayúsculas .En España la Reina Sofia y el gobierno socialista de Felipe Gonzales  y luego el Popular de Aznar  se unieron en un Plan nacional de Drogas y la FAD(presidida por la misma Reina)que   convocó a todos las grandes empresas e hicieron un fondo económico y esta Fundación se mantiene con los intereses de ese capital que sigue a nombre de las empresas. Pudieron detener la epidemia .Lo mismo hicieron en Suecia

 

LAS DROGAS COMO NUEVAS GUERRAS

   

Por el Dr. Juan Alberto Yaria, miembro del OPRENAR y director de GRADIVA –Rehabilitación en adicciones.

“…las drogas son la cara moderna del filicidio como lo son las guerras…ahí mueren los hijos” C.Olivenstein.

Las drogas representan la cuarta potencia económica del mundo detrás de las armas, el petróleo y los negocios de la salud. El negocio tiene dos caras minimizar los riesgos del uso (tarea de marketing que incluso harán los propios consumidores en la primera etapa de “luna de miel” o incluso personas de prestigio social que comunican el consumo como índice de referencia y status) apuntando a las flaquezas (especialmente de valores culturales, pobreza,desfamiliarización, incumplimiento de la Ley) que tiene toda sociedad y la creación de múltiples bocas de expendio desde barrios humildes, ahí se recolectarán los llamados “soldaditos” (mano de obra para tareas de logística y delivery) ,hasta los lugares VIP de la sociedad. Aparecerá así una muerte anticipada de los jóvenes como en las guerras; o sea el filicidio que representa la mutilación, denigración y matanza de nuestros hijos.

Donde se refleja el índice de penetración de una manera fuerte es el interior del país y no solo en las grandes urbes.   Desde hace varios años trato a jóvenes que vienen de pueblos del interior bonaerense y de Santa Fe y en general de otras provincias. Me asombran los cambios que se han dado en los últimos años por la multiplicación de la oferta de sustancias psicoactivas.

Pequeños pueblos de 20 .000 habitantes o villas de no más de 6.000 se encuentran tapizadas por distribuidores. Un padre azorado me decía que hoy en esos pueblos los prestamistas no tienen más segura protección de su dinero que dárselo a los “dealers” que le multiplican al 20% mensual el capital original. Así crece geométricamente la oferta y por ende la demanda en núcleos vulnerables.  Averiguando con pacientes recuperados de esos pueblos me confirman esta nueva modalidad de la “patria rentística” y usuraria en donde el capital no se invierte en producción sino en la multiplicación de consumidores.

Estos males locales son un retrato de un malestar global o sea que atiende en su magnitud a todo el país. La marihuana está igualando al cigarrillo en el consumo juvenil en nuestro país (datos de Sedronar en escuelas secundarias de CABA). Las plantaciones en casas y viveros especializados con mutaciones genéticas de alta concentración de cannabis es ya un dato cierto. Mientras tanto el abuso de alcohol llega al 33,5% de la población juvenil .Ni hablar de las sustancias sintéticas como éxtasis en donde hay redes preparadas para todos los centros de diversión nocturna juvenil. Creció el 1.200% y con gran impacto según la Sedronar en la Provincia de Buenos Aires. Aneurismas en gente joven, arritmias, infartos en intoxicaciones son atendidas en suelo bonaerenses anuncian médicos de los hospitales platenses. Además –y lo puedo testimoniar en mi tarea clínica – toman algunos 3 o 4 pastillas de éxtasis en una noche electrónica que comienza a las 2 de la mañana hasta las 17 hs. del día siguiente.

La estadística –fría-marca de 12 a 16 años el inicio del consumo .Mientras tanto hay decenas de laboratorios clandestinos que producen estas pastillas en nuestro país denuncian pacientes y fuentes periodísticas serias. La ketamina (“keta”) está haciendo estragos ya que es un disociador de la personalidad (con claros efectos psicóticos) creando una realidad paralela por los cambios perceptuales y sensoriales que provoca.

A la vez hay ciudades de la Argentina con tasas de homicidio paralelas a las de países con altos indicies delictivos como por ejemplo Mar del Plata. En el conurbano las autoridades judiciales y policiales decidieron conjuntamente con representantes municipales reforzar “25 zonas críticas “. Nombres que me resultan conocidos porque los pacientes me relataron peripecias con esos lugares (La rana, V.Korea, sapito, etc.).

Me estoy refiriendo a un cambio de escenarios en donde ya no son los barrios críticos del Gran Buenos Aires sino, también, el interior rico en cereales y en agroindustria al que llamé “Ruta de la soja y drogas”. Las vulnerabilidades en ambos sectores (interior profundo sojero y cerealero con agro industria y el conurbano) son parecidas en cuanto a la perdida de la vida familiar y la caída de la escuela como transmisora de valores. Por otro lado en ambos sectores la aceptación social del consumo junto a la tolerancia a las mismas –específicamente en la adolescencia- es un dato crítico.   Temas –estos últimos- reiteradamente dichos a través de estas columnas. El oferente de drogas tiene un negocio seguro ya que no hay un sistema inmunológico educativo cultural protector desde la primera infancia.

LA LOGICA DE LA PLUSVALIA DE LAS DROGAS

A mayor aceptación social del consumo de drogas, mayor oferta de las mismas. A mayor oferta y cantidad de consumidores, mayor aceptación social y creencia de que no hay riesgos en el consumo. A mayor educación social y escolar de los riesgos en el consumo, menor oferta y menor aceptación social.

Estas son hoy leyes en el mundo acerca de cómo se incrementan las epidemias de drogas o cómo decrecen las mismas. Hoy en la Argentina la oferta sigue, podríamos decir,  la “ruta de la soja” porque donde hay mayor riqueza habrá más capacidad de compra ante una oferta ávida de demandantes. Sólo hace falta que haya aceptación social, o sea un grupo grande de jóvenes que crean que consumir no hace daño. La órbita de las creencias es lo que va a fundamentar actitudes. De acuerdo a lo que yo crea, actúo. La ingeniería social de la producción del consumo necesita la creencia que las drogas no son perjudiciales a la salud; desde ahí ante una oferta activa se puede dar un aumento de la demanda.

En una provincia de gran producción de soja (S. Fe) se estudió en tres zonas (rural, urbana y otra urbano rural) el fenómeno de las creencias, las actitudes y la aceptación social. Se realizó este estudio para combatir los mitos (por ejemplo: las drogas no dañan) y encauzar una prevención social desde las escuelas. Los resultados en todos los territorios provinciales dieron muy parecido, lo cual demuestra que hoy, sobre las diversas localidades aún las más pequeñas, los impactos son globales (estudio realizado por el Dr.H.March 2005).

LA PLUSVALIA NECESITA FALTA DE CONCIENCIA SOCIAL

Casi el 40% de los adolescentes cree que las drogas no dañan (lo cual asegura que ante la oferta haya una gran población sociológicamente cautiva). Más del 70% cree que no generan dependencia (esto estimula la idea que las drogas se pueden dominar en su uso cuando en realidad, y máxime en edades de máxima vulnerabilidad como lo es la adolescencia, es justo al revés). Más del 30% reconoce que hay mucha presión social para el consumo. Un porcentaje alto cree que es un factor de integración social (por ejemplo, para “estar bien” en las fiestas o en la vida grupal) llegando esto al 25% de la muestra. A su vez, un cuarto de la población analizada cree que no interfiere el ritmo de los estudios cuando en realidad la ingesta de estupefacientes es un predictor de descenso del rendimiento académico.

Estos cinco elementos estudiados: daño, causación o no de dependencia, presión social (compañeros, canciones, clima social, etc.), factor o no de integración y alteración o no del ritmo académico nos muestran que es alta la aceptación social. Una de las consecuencias de esto puede ser que el consumo ayude a marginalizar a un adolescente. Se ha demostrado que el consumo de drogas es un intermediario privilegiado para el delito juvenil. Se reconocen cuatro pasos: a) habilitación: “te doy la dosis pero me debes algo”; b) trueque: ” la dosis por unas zapatillas” (por ejemplo); c) compra directa: paga para conseguir droga; d) entrada en el mini tráfico a cambio de la dosis personal pasando de esta manera a un circuito delictual. Esto último se complica cuando el joven necesita más drogas porque su enfermedad lo lleva a tomar mayor cantidad de sustancias para conseguir los mismos efectos.

Todos estos son pasos que la sociedad, los padres, los docentes y los comunicadores debiéramos conocer para prevenir: desde la aceptación social de las drogas se puede pasar a conductas delictuales. Mi tarea clínica con jóvenes me lleva a ver a diario estas situaciones.

Urge actuar contra las drogras

Resultado de imagen para Horacio Reyser prevencionArtículo escrito por Horacio Reyser, miembro del OPRENAR para el diario La Nación.


En Arroyo Seco, provincia de Santa Fe, una chica de 20 años, Giuli, murió como consecuencia de haber consumido drogas en una fiesta electrónica. Ya nos habíamos olvidado de Time Warp en Costa Salguero y volvemos a lo mismo. Estos hechos ocupan espacios importantes en los medios de comunicación, en la opinión pública y al poco tiempo dejan de estar entre nuestras preocupaciones prioritarias.

Cuando ocurren tratamos de encontrar los culpables, nos preguntamos si hubo adecuado control, si estaban las autorizaciones correspondientes, si era droga de la “buena” o de la “mala”, si había suficiente agua. La muerte nos conmueve y reaccionamos, pero por poco tiempo. Si estos episodios dolorosos no nos mueven a desarrollar acciones preventivas sistemáticas que involucren al Estado y a la sociedad en su conjunto, estos hechos seguirán ocurriendo. La drogadicción es hoy en nuestro país una pandemia, una enfermedad a la que miramos desde afuera sin hacernos cargos ni comprometernos para prevenir la demanda y para ejercer controles que no permitan que se generen ambientes propicios para el consumo de drogas. Llevamos mucho tiempo sin hacer lo que debemos; ni desde el Estado ni desde la sociedad civil hemos sido claros, tenemos un discurso que no ayuda a que la sociedad tome conciencia de la gravedad del problema y sus consecuencias. Seguimos permitiendo que el marketing de las drogas y del alcohol banalice el consumo asociándolos a la diversión, la amistad, la alegría, los valores positivos.

Nos preguntamos qué es lo que impide que se implementen acciones efectivas que ayuden a que la sociedad tome conciencia del nivel de exposición que tienen nuestros chicos ante el avance sin límites de la producción, comercialización y el consumo de drogas. Qué más tiene que pasar para que reaccionemos y nos pongamos en camino. Es cierto que las acciones policiales son indispensables para combatir el delito asociado al narcotráfico, pero esa es una parte del problema: combatir la oferta. La lucha contra la droga requiere actuar sobre la demanda y eso es responsabilidad de todos: familia, escuela, credos, organizaciones civiles, clubes, empresas, el mundo del espectáculo. Y en particular el mundo de las fiestas.

Las fiestas electrónicas, los recitales y los boliches son ámbitos donde permanentemente suceden hechos dramáticos vinculados al consumo de alcohol y drogas, muchos de los cuales terminan en la muerte. No es posible seguir esperando que sucedan nuevos hechos. Es necesario implementar de inmediato efectivas medidas preventivas y de seguridad con claras responsabilidades en cada uno de los temas.

El Gobierno nacional en varias oportunidades ha dado muestras de sensibilidad ante el problema de las drogas, incluso ha declarado la emergencia en adicciones. Es urgente la implementación de las medidas programadas.

Hay un pasaje del Libro del Génesis en el Antiguo Testamento que relata la historia de Caín que mata a su hermano Abel. Dios pregunta a Caín: “¿Dónde está tu hermano?” Caín trata de dar explicaciones ocultando que había matado a su hermano, pero el Señor le dice: “¿Qué has hecho? La sangre de tu hermano grita hacia mí desde el suelo”.

Ante esta nueva muerte por la droga en una “fiesta electrónica”, el Señor seguramente nos estará preguntando: “¿Qué has hecho?”

¿Qué le contestaremos?

Miembro del Observatorio de Prevención del Narcotráfico

Artículo original: http://www.lanacion.com.ar/1975378-urge-actuar-contra-las-drogas

Barrio en guerra

JuanAlbertoYaria

 

Por el Dr. Juan Alberto Yaría, miembro del OPRENAR y Director General de GRADIVA – Rehabilitación en Adicciones

 

El consultorio de atención en Gradiva es mi “Wikipedia” permanente. Escuchar familias vencidas y culposas con hijos o familiares (incluso parejas) en delitos unido a drogas es común. Oscar roba y se droga con su padre (clase media alta de un barrio residencial); Juan luego de una separación cruenta de sus padres elige la calle y a hombres mayores en contacto con las drogas como orientadores siendo su destino ser un “dealer” y un consumidor en sus 20 años; y así podemos seguir. Incluso los que estamos hace muchos años batallando con estos problemas observamos con extrañeza el cambio de las patologías desde que se inundó el país con drogas y se fue desfamiliarizando la sociedad así como degradando valores de convivencia ciudadana y de una autoridad al lado de la Ley .

Hoy el robo y el consumo crónico de drogas se halla unido ligado todo esto a una amplia red de puestos de venta y de trabajos ilegales y que atentan contra la salud pública. El patio de la parroquia y la escuela fueron reemplazados por la esquina con sus “sentadas” al lado de algunas botellas, los delivery, las motos de reparto, en suma la decadencia social ante la mirada cómplice y “untada “con dinero sucio de muchos. Estados fallidos o barrios en entropía o anomia en crecimiento. El trabajo legal escasea pero también la falta de formación escolar (abandono de la escuela por repitencia o abandonos familiares) hace que no haya población para oficios (uno de los problemas que plantean las cámaras empresariales). El consumo de drogas y alcohol altera la asistencia laboral y el dinero fácil es más tentador .La droga hará el resto porque las drogas atentan contra los instintos de supervivencia y entonces el riesgo se minimiza y los peligros casi no existen. La frialdad moral va unida también al consumo de drogas ya que se genera una verdadera “ceguera” de valores por la disfunción neurológica de los centros superiores de la conciencia y de la vida (lóbulos frontales) y así observamos crímenes inexplicables.

Hay muertes inútiles en esta guerra estúpida, pero guerra al fin, tanto de las víctimas de un tiro al boleo como de los victimarios. Todo esto forma parte de una de las tragedias más graves de la sociedad argentina de los últimos años. Poco a poco se fue desarmando una valla cultural frente al consumo de drogas, vaciando la escuela y los valores religiosos de un sentido trascendente, desacreditando el daño del uso de drogas, trabando la creación de centros de asistencia y prevención e incluso por una reglamentación del anterior Ministerio de Salud en Septiembre del 2016 debían cerrar ya que se caían las habilitaciones (todo esto fue afortunadamente empezado a destruir ahora).

Muchos de mis pacientes me dicen que son sobrevivientes de una guerra  y les digo que tienen la suerte de estar en un centro de rehabilitación para suplir la droga luego de dolores abstinenciales por llantos de una infancia con deprivaciones afectivas , abandonos no hablados, escuela abandonada ; ellos me dicen que cuando están drogados aparece “la bestia” (el Otro oscuro, “el Lobo”) . Me refiero a muchachos que comenzaron a los 12 años y que en sus 20 años actuales han vivido los horrores de la calle, han tenido armas en su poder y en donde la Villa era  como ir a Harvard para encontrarse con lo más preciado y más odiado que era la dosis.

Casi el 85% por de los delitos cometidos en territorio bonaerense tuvieron como responsables a bandas de ladrones que tienen entre 17 y 30 años, compuestas por entre tres y seis integrantes.  Muchos son adictos policonsumidores. Con esto quiero no quiero decir que se droguen para robar sino que su adicción empezó de muy joven. Esa adicción en muchos casos  los llevó al delito y en otros a enfermedades psiquiátricas muy graves. Quizás esto explique, en parte, la irracionalidad presente en muchos de los hechos, en los que dispararon sus armas como si fuese algo natural, sin miedo ni arrepentimiento.

Remontar todo esto nos va a llevar tiempo si el barco está enfilado hacia el puerto de los valores ; ahí no puede haber negociación posible. La impaciencia es nuestro enemigo y el ya… es nuestro estilo de vida La realidad nos muestra mientras tanto que es el trabajo…el mantenimiento…y la gestión cotidiana lo fundamental. Trabajo vs. Magia. Tiempo. Perseverancia .Ya….o futuro.

LA DESFAMILIARIAZACION

Los que trabajamos en terapia de adolescentes profundamente perturbados por las drogas observamos datos inquietantes en lo referente a la contención familiar. La sociedad Argentina asiste a una creciente desfamiliarización. Esto es mucho más evidente en los grandes centros urbanos. El fenómeno genera consecuencias en el campo educativo y en el desarrollo autónomo de los seres humanos, o sea hay una pérdida de la libertad y/ o un miedo a la libertad que en muchos casos se enmascara en conductas desafiantes o hiperactivas como mera libertad de maniobra. El campo de las patologías sociales y del aprendizaje está ligadas también a estos fenómenos de desfamiliarización.
El problema se agrava en todas las esferas cuando el niño ha crecido sin la tutela y la orientación del padre biológico. Este fenómeno es casi masivo en todo el mundo y responde a factores culturales que se han instalado en la postmodernidad: crisis de los vínculos entre los sexos que se “degradan” rápidamente y la noción, parecería, “triunfante” de que el padre es “superfluo”.
Hoy se sabe que los chicos que crecieron sin padre tienen mayor riesgo de interrumpir los estudios secundarios, de permanecer sin estudiar ni trabajar durante largos períodos de tiempo, en las adolescentes sube la prevalencia de embarazo precoz; así como en ambos sexos hay una mayor vulnerabilidad a presiones negativas de pares como de conflictos con la ley.
La desescolarización, los trastornos de conducta infanto- juvenil y las escaladas de violencia abrevan en mayor medida en situaciones familiares en donde el padre ha estado ausente desde temprana edad es desconocido, falta por una enfermedad mental, alcoholismo, drogodependencia o sencillamente porque no convivió con él. En todos estos casos la ausencia no fue seguida de una compañía educativa aunque sea episódica.
La ausencia de padre biológico es considerada hoy además como un factor potenciador de la pobreza. Habitualmente se menciona a la pobreza extrema como una de las fuentes de la disolución de los lazos familiares, lo cual es cierto, pero al mismo tiempo no se menciona a la falta de padre como un factor que impide la apertura a las redes sociales productivas y de socialización.

Los finales del siglo XX mostraron un desplazamiento hacia la periferia de la familia de la figura del padre. Un feminismo, creemos mal entendido, mocionó al padre como un personaje superfluo considerándolo sólo como un “proveedor” de semen alejado de toda función simbólica.

Balance 2016

9159_250x250Desde el OPRENAR queremos compartir con ustedes las principales acciones que realizamos este año, agradecerles el apoyo que recibimos y transmitirles nuestros mejores deseos para el 2017.

A continuación destacamos las principales actividades que formaron parte de la agenda 2016:

  • La incorporación de nuevas universidades: la Universidad Católica de Salta y la Universidad del Aconcagua. De esta forma, el OPRENAR pasa a estar integrado por un total de 34 instituciones y comienza a presentar una configuración federal que nos enorgullece.
  • La realización de tres reuniones plenarias con excelente convocatoria y gran compromiso de los miembros del Observatorio:
    • 28 de abril en la Universidad Abierta Interamericana
    • 8 de agosto en la Universidad de Palermo
    • 13 de octubre en el IADT – MEDICUS
  • El 4 de noviembre se organizó el “Tercer SimposioResultado de imagen para oprenar ¿Cómo prevenir el avance del narcotráfico?” en la Aula Magna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Participaron como oradores destacados funcionarios del gobierno nacional, especialistas en el área de prevención de adicciones y lavado de activos y los coordinadores de las cinco comisiones que conforman el Observatorio. Asistieron al Simposio más de 600 personas.
  • Miembros del OPRENAR participaron del taller sobre “Narcóticos: problemas y soluciones para este problema mundial” en la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano. El encuentro contó con la presencia del Su Santidad Papa Francisco.
  • Resultado de imagen para oprenarEn junio se inició el programa de televisión “OPRENAR Narcotráfico” con la conducción del Dr. Guillermo Marconi. El programa se emitió semanalmente por el Canal Metro. Se contó con la presencia de expertos y funcionarios públicos en áreas de prevención de adicciones, justicia y lavado de activos. Los programas pueden accederse también a través del canal de YouTube del OPRENAR.
  • A fines de septiembre recibimos la visita del Dr. Charles Intriago, especialista internacional en lavado de activos. Se organizaron dos conferencias y se concretó un encuentro en el Teatro Santa María entre funcionarios del gobierno nacional, miembros del OPRENAR y el Dr. Intriago.
  • Desarrollamos propuestas de modificación de las leyes 26.683 y 25.246 – Lavado de activos. El 27 de julio el OPRENAR ha circulado una propuesta de modificación de la legislación vinculada al lavado de activos en el país (que presenta cambios tanto a nivel del derecho penal como del derecho administrativo) entre diversos actores políticos, empresariales y de la sociedad civil, a fin de poder consensuar una normativa que sea útil y aplicable.
  • El OPRENAR disertó en el Primer Encuentro Anual de Familias en la sede del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
  • Después de la tragedia ocurrida en en la fiesta Resultado de imagen para oprenarelectrónica Time Warp, el OPRENAR emitió una declaración pública bajo el título “No hay drogas buenas o malas” publicada en El Cronista Comercial y fue mencionada en una editorial del Diario La Nación.
  • Tal como se realizó en años anteriores, las universidades miembros organizaron diferentes actividades de docencia, extensión e investigación en materia de prevención del avance del narcotráfico.
  • Continuando con las acciones comenzadas en el 2015, se siguieron concretando audiencias con distintos funcionarios del poder ejecutivo y el poder judicial nacional y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
  • Participación de Jorgelina Devoto en representación del OPRENAR en la I Jornada Nacional sobre Prevención de Adicciones en la UBA. La exposición se basó en los desafíos de las políticas de drogas en nuestro país.
  • El OPRENAR disertó en el II Pre -Congreso Internacional de Prevención de las Adicciones y la I Jornada Nacional de Prevención de las Toxicomanías.
  • La Mg. Jorgelina Devoto, Coordinadora de la Comisión de Prevención Social y Rehabilitación del Adicto, ha representado al Observatorio en la Mesa de Diálogo sobre Adicciones de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • Participación en la Presentación del Plan de Abordaje de las Adicciones del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
  • Participación del ORPENAR en el Comité Consultivo de la Comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.
  • Presencia del OPRENAR en la primera reunión de la Resultado de imagen para oprenarComisión de Científicos para el Abordaje y el Análisis de las Adicciones, su Tratamiento y Rehabilitación de la HCDN.
  • Publicación del libro Lavado de activos, Narcotráfico y crimen organizado: Aportes para la prevención de una problemática en desarrollo, que fue editado por el CRUP
  • Presentación del libro Prevención educativa de las adicciones, del Dr. Pedro Luis Barcia, en la Ciudad de Mendoza.

Expectativas a mediano plazo

A mediano plazo, el OPRENAR mantiene los siguientes desafíos:

1. Monitorear el avance de políticas públicas tendientes a prevenir el avance del narcotráfico y realizar sugerencias / aportes a través de su cuerpo de expertos.

2. Generar conciencia social para evitar la banalización del consumo de sustancias psicoactivas (desde el alcohol hasta las drogas ilegales) y promover un abordaje responsable centrado en la persona humana.

3. Profundizar su presencia federal en todo el país.

4. Incrementar y enriquecerse a partir del intercambio internacional con otras organizaciones similares de la sociedad civil del resto del mundo.

Agradecemos el apoyo y el compromiso brindado por todos los miembros del OPRENAR y esperamos que el 2017 nos encuentre unidos en pos de alcanzar todos nuestros objetivos.

Resultado de imagen para oprenar

Familias que consumen

JuanAlbertoYaria

Por el Dr. Juan Alberto Yaría, miembro del OPRENAR y Director General de GRADIVA – Rehabilitación en Adicciones

“Cuando el uso de drogas pasó de lo sagrado y secreto al nivel del consumo de masas vemos el fenómeno de las drogas como el de una sociedad en vías de esquizofrenizarse; es que los educadores no hemos podido transmitir la pulsión de la vida”

CLAUDE OLIWENSTEIN


Desde hace varios meses estoy estudiando un nuevo hecho sanitario o, mejor dicho, de enfermedad social, como es la droga en familia. En Gradiva el 62 % de los pacientes tienen familiares en “carrera” adictiva. Hermanos entre sí. Algún padre con un hijo. Hijos menores que observan como su madre con sus amigos consumen delante de ellos. Esposos complacientes y permisivos que facilitan incluso con dinero la compra de drogas mientras sus hijos observan esos hechos. Les doy a conocer una sorpresa para mí, luego de más de 40 años de atención de estos padecimientos .Muchos se disputan la posesión en el jardín de la casa de las plantas de marihuana como un trofeo de salvación. La venta de drogas es común en estas familias. Hijos roban con alguno de sus padres para conseguir consumo. Alguno vende sustancias, en muchos casos para solventar a todos. Las mujeres a veces cambian sus parejas y tienen a un “dealer” como compañero. Este funciona como un psicópata duro y cruel que habitualmente impone perversiones para facilitar el consumo. Nada es gratuito en esos medios; todo se impone a sangre y fuego ya que se libera lo más primitivo de los seres humanos, en donde no hay lealtades ni Ley, sino sometimiento y dominio.

Así se va deteriorando todo un conjunto generacional. Resultado de imagen para familia consumo drogasReflotar todo esto lleva meses, incluso con ayuda de miembros sanos y fuertes de la familia, que van a tener que enfrentarse con la defensa de la enfermedad que ejercen aquellos que la padecen, y con la ayuda de jueces y abogados, que protejan a los hijos que quedan como espectadores pasivos pero con impresiones traumáticas. Impresiones que luego, más adelante en el desarrollo, actuarán en todo un cortejo de síntomas en algunos casos adictivos (repetir lo que aprendieron) o con síntomas psicóticos.

DROGA Y FAMILIA

Hay tres hechos que son fundamentales para entender estos procesos: a. las drogas afectan y generan un gran stress en toda familia (noches sin dormir, allanamientos, llamadas de guardias hospitalarias, etc.); b. las familias participan en la génesis de la enfermedad (de distintas maneras, desde la permisividad más absoluta hasta la impotencia para resolver precozmente los primeros consumos y no pedir ayuda); c. las familias participan en el mantenimiento de la enfermedad (negando el problema, facilitando con dinero el consumo, tolerando robos de objetos o dinero en la propia casa, dando la casa para que se consuma y sea invadida por varios extraños o “amigos” de consumo,etc.).

Resultado de imagen para familia consumo drogasLa afección familiar se observa en cambios emocionales (cambios de humor, irritabilidad, distanciamiento de los amigos y de las actividades sociales, depresión, separaciones cruentas con culpas mutuas, etc.); físicamente en enfermedades relacionadas con el stress, pérdida del apetito o compulsión con la comida, depresiones de algunos de los padres e incluso enfermedades oncológicas luego de años de pesar y dolor; económicamente en quebrantos de dinero para pagar a “dealers” que amenazan a los familiares, venta de posesiones inmobiliarias , pérdida de ingresos; socialmente , mientras tanto, la familia se va aislando de los amigos y del resto de la  familia, cambian los intereses y aficiones en favor de la conducta y de la crisis del adicto . Son en muchos casos “detectives” de conductas de sus hijos que al final quedan demolidos por el stress, el miedo y la desesperación.

AMAN LO QUE LOS DESTRUYE

El consumidor de drogas se halla ante un laberinto del cual no encuentra salida: “ama lo que lo destruye”. Para vencer esta conducta melancólica suicida (hoy podemos decir que la adicción es una variante del suicidio) se necesita mucho apoyo del resto de la familia venciendo las manipulaciones del consumidor. La manipulación tiene varias caras: ya estoy bien, no hagamos ningún tratamiento, “yo la controlo”, promesas, etc. Acá la firmeza es fundamental y el cumplimiento del tratamiento es una condición fundamental, respetando el encuadre de los profesionales. El objetivo de este cambio de actitud es que aquel que padece esta enfermedad enfrente las consecuencias de sus actos y que perciba que no tiene la opción de seguir manipulando a la familia. La manipulación es uno de los síntomas y conductas más característicos del paciente adicto. Consiste en despertar en el interlocutor (por lo general un familiar, un amigo, compañeros de trabajo o incluso el terapeuta) ciertas emociones de protección, lástima o comprensión que lo lleven a obtener su deseo de mantenerse en el consumo y evitar las consecuencias de sus actos sin asumir las responsabilidades que ello implica.

Cambiar estas conductas es todo un proceso porque habitualmente el familiar era el que presentaba excusas en el trabajo o en los estudios, justificaba su aparente enfermedad, trataba de resolverle problemas legales, mentía para protegerlo de los demás, buscaba a alguien para encontrarlo, suplicaba con el “no me vas a matar”, ocultaba sus malas conductas, lo defendía cuando era atacado por otros matar”, intercediendo si un familiar le quería poner límites.

En conclusión, este nuevo fenómeno implica a todo un conjunto social afectado por el consumo de drogas y con ciclado de enfermedades mentales y físicas por los sufrimientos que todos padecen. Es un problema social serio y nuevo en este contexto epidémico que debe ser atendido con urgencia.

Resultado de imagen para familia consumo drogas

Un grupo académico destacó los avances en la lucha contra las adicciones pero también reclama un plan integral

Buenos Aires, 20 de diciembre (Télam)

Resultado de imagen para oprenar

El Observatorio de Prevención del Narcotráfico (Oprenar), integrado por diferentes instituciones educativas, presentó un informe donde destacan distintos avances en políticas para combatir las adicciones, pero en el que también reclaman un plan integral para desarticular el consumo de drogas en el país.

Según el Oprenar, en el último año, Argentina pasó de rojo a amarillo en materia de lucha contra el narcotráfico y adiccciones. Entre las medidas que destaca está la decisión del Gobierno nacional de declarar la “emergencia nacional en materia de adicciones”, anunciada el pasado 12 de diciembre por el presidente Mauricio Macri y la implementación de un programa en conjunto con los municipios. Además, destaca la “tendencia a confrontar la tolerancia social al consumo y la banalización de los riesgos que conlleva”.

Sin embargo, el Oprenar cuestiona la falta de hospitales polivalentes capacitados para atender adicciones y que todavía no se haya implementado el Programa Nacional de Educación y Prevención sobre las adicciones y el consumo indebido de drogas que había sido sancionado en 2009.

“La prevención educativa no debiera estar restringida sólo a los jóvenes sino dirigida a toda la sociedad en su conjunto. Es necesario poner el acento en la demanda y comprender que en el centro del problema de las adicciones y el narcotráfico está la persona humana. Por eso mismo, la prevención educativa constituye un espacio de importancia radical en toda política integral para enfrentar este flagelo”, dice en un tramo el informe.

De la investigación participaron especialistas de más de 34 instituciones vinculadas a la educación y la salud como la Universidad Católica (UCA) o la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).