“El mercado narco en Santa Fe moviliza cada mes US$9.000.000”

Les compartimos la publicación de La Nación.

_Ilegalidad

El mercado de consumo de marihuana y cocaína de la provincia de Santa Fe moviliza un capital mensual superior a los US$ 9.000.000, según un informe de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Así se desprende de un estudio del Programa de Violencia Urbana y Seguridad Ciudadana que elabora el Instituto de Cooperación Latinoamericana (ICLA) de la UNR.

El informe afirma, en función de los datos de la prevalencia del consumo y los valores de mercado de los estupefacientes, que el capital anual que genera el negocio narco asciende a más de US$ 111.500.000.

También estima en US$ 1000 el costo mensual aproximado de un “soldadito” como “coeficiente técnico de producción”, dijo a Télam el licenciado Andrés Rolandelli, director del programa. Y explicó que para calcular el monto de capital utilizaron la prevalencia mensual de consumo de marihuana y cocaína en Santa Fe que produce la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar).

El informe puntualiza que en Santa Fe hay 1.560.495 personas entre 12 y 65 años, el universo poblacional que toma la Sedronar. Para el caso de consumo de marihuana, la prevalencia es del 5,1 por ciento de esa población, lo que representa unas 79.585 personas. A ese universo, “le asignamos una fórmula que es la que propone Marcelo Bergman (director del Centro de Estudios Latinoamericano sobre Inseguridad y Violencia de la Universidad de Tres de Febrero), que sugiere que el 80 por ciento de los consumidores de un sustancia lo hace con el 20 por ciento de esa sustancia, mientras que el 20 por ciento consume el 80 restante”, explicó Rolandelli.

“Esto -continuó- da una división entre consumidor crónico y ocasional” de sustancias ilegales.

Respecto al consumo de marihuana, el informe estimó que se mueve un capital mensual de US$ 3.483.767 en toda la provincia.

Sin embargo, al realizar el cálculo para la cocaína, los investigadores advirtieron que la prevalencia del consumo de esa droga es del 0,4. “Hablamos con gente del Sedronar y con toxicólogos y nos dijeron que hay que llevarla a dos por ciento para tener una estimación real”, dijo Rolandelli. De acuerdo a la prevalencia oficial, el consumo de cocaína movería unos US$ 522.000, mientras que según la prevalencia estimada asciende a US$ 5.800.000 cada 30 días.

Según el informe, en términos anuales los consumos de marihuana y cocaína “esta última de acuerdo a la prevalencia estimada- trepa a los US$ 111.569.669” en Santa Fe.

El trabajo, que también incluyó el análisis de datos sobre población carcelaria, mapas comparados de los delitos de robo y homicidio en Rosario y una encuesta de victimización, pretende ser un insumo para el diseño de políticas públicas, explicó el director del Programa.

El conocimiento del volumen del mercado ilegal de drogas permite, además, dimensionar la capacidad operativa de las bandas vinculadas con la venta minorista de cocaína y marihuana.

La ciudad de Rosario, por ejemplo, fue escenario de picos de violencia relacionados con la lucha territorial de los clanes narco, entre ellos, el grupo de la familia Cantero, conocido como Los Monos. El botín que se disputan esas bandas es una parte importante de los US$ 9.000.000 que representa el comercio mensual de drogas en la provincia de Santa Fe.

A nivel nacional, el Ministerio de Seguridad de la Nación realizó en junio pasado una evaluación sobre la magnitud del mercado ilegal de drogas en la Argentina. Y se determinó que los traficantes movilizan cada año por nuestro país cargamentos de cocaína y marihuana valuados en más de US$ 719.000.000.

Se estimó, además, que cada consumidor de cocaína gasta en forma anual unos $40.320, mientras que aquellos que fuman marihuana entregan individualmente a los grupos narcos unos $21.600 cada doce meses.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/seguridad/el-mercado-narco-en-santa-fe-moviliza-cada-mes-us9000000-nid2306285

“La economía de la cocaína”

Les compartimos la siguiente publicación.

_ Economía de la droga

La lucha contra el narcotráfico, que fue relativamente exitosa en el pasado y permitió reducir el PIB de la cocaína hasta su participación más baja en 2013, hoy enfrenta de nuevo el difícil reto de la ampliación de la producción.

Es bienvenido el reciente aporte de la academia a la discusión sobre el tamaño de los cultivos ilícitos en Colombia y su repercusión sobre la economía. Desde la aparición del narcotráfico, con todas sus nefastas consecuencias, investigadores de diferentes formaciones y enfoques han cuantificado el fenómeno. Ahora aparece un nuevo esfuerzo serio y documentado, que contribuye a la discusión y con el elemento adicional de incluir información del negocio de la cocaína durante la negociación de paz con la guerrilla de las Farc.

En efecto, con todas las precauciones que deben tomarse sobre la medición de una actividad ilegal, que, por esa razón, tiene limitaciones de información, el Cede de la Universidad de los Andes acaba de publicar un completo trabajo sobre la economía de la cocaína (Montenegro, S.; Llano, J.; Ibáñez, D. “El PIB de la cocaína 2005-2018: una estimación empírica”). El propósito del trabajo, como su nombre lo indica, es estimar el valor del Producto Interno Bruto, PIB, de la producción de cocaína y, en particular, el valor agregado por la base de coca y el clorhidrato de cocaína.

Los investigadores se basan en los estimativos que hace el Dane, que incorporan los cultivos ilícitos dentro del Sistema de Cuentas Nacionales. Se toman tres fases en la producción de cocaína: 1) la agrícola, que corresponde a la producción de la hoja de coca, 2) la agroindustrial para la base de coca y 3) la industrial, que lleva al producto final, el clorhidrato de cocaína. El cálculo de cada etapa se hace con información actualizada del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (SIMCI), una diferencia con las cifras del Dane. De esa forma, los autores calculan el valor agregado en la producción de la base de coca y del clorhidrato de cocaína, descontando el consumo intermedio. Con la suma de esos dos componentes llegan al agregado total de esa producción, el PIB de la cocaína.

En el estudio hay varias alternativas para el cálculo del PIB de la cocaína. En un primer escenario se calcula el PIB de la cocaína con el precio en los sitios de producción, mientras en otros tres se hace la cuenta con un ingreso a la economía de la coca que considera el precio en frontera o un 5 % (o 10 %) del diferencial entre el precio nominal mayorista de un kilogramo de cocaína en Estados Unidos y su precio en la frontera colombiana.

El resultado más impactante muestra que el PIB de la cocaína puede representar en 2018 entre 0,28 % y 1,88 % del PIB total, dependiendo del supuesto de precios (interno versus diferencial del 10 %), con una valoración diferente de la producción de cocaína en cada caso. En todos los cálculos, la participación dentro del total del PIB de la cocaína en 2018 es cercana a la de 2009 y está aumentando desde 2014, año en que se dio el menor registro. En los escenarios con precios externos el PIB de la cocaína supera al del café, 0,8 % por año.

La lucha contra el narcotráfico, que según el estudio fue relativamente exitosa en el pasado y permitió reducir el PIB de la cocaína hasta su participación más baja en 2013, hoy enfrenta de nuevo el difícil reto de la ampliación de la producción y del remplazo de los pasados involucrados en el negocio por nuevos y más fuertes eslabones en la cadena internacional del producto.

Fuente: https://www.elcolombiano.com/opinion/editoriales/la-economia-de-la-cocaina-BL12085466

“Los jóvenes consideran menos riesgoso el consumo de alcohol que el de drogas”

Les compartimos la siguiente publicación.

sonriendo-amigos-hombres-mujeres-brindando-cocteles-fiesta-bar_23-2148037568

  • Los datos se desprenden del último reporte sobre mortalidad por consumo de sustancias.
  • El estudio se realizó en La Plata.

 

Uno de cada dos jóvenes del Gran La Plata ve menos riesgoso consumir alcohol que estupefacientes, reveló este miércoles el Defensor Adjunto del Pueblo bonaerense, Walter Martello, quien remarcó que el consumo de alcohol genera 11 muertes por día en el país.

Los datos se desprenden del último reporte sobre mortalidad por consumo de sustancias psicoactivas realizado por la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas.

Según esos datos, que expuso hoy Martello durante una Jornada de Prevención y Asistencia de Adicciones en la seccional La Plata de la Unión de Trabajadores de Carga y Descarga de la República Argentina, por año, 2,3 millones personas se inician en consumo de bebidas alcohólicas, de las cuales 320 mil son adolescentes y preadolescentes.

También remarcó que “los últimos indicadores oficiales dan cuenta que apenas 1 de cada 100 personas, con consumo problemáticos de alcohol y/o estupefacientes, inicia tratamientos o consulta con profesionales”.

“Lamentablemente nos seguimos enfrentando a la creencia, muy instalada entre los jóvenes, que consumir alcohol es menos peligroso que otras sustancias psicoactivas”, remarcó.

Explicó que “ese dato lo pudimos comprobar fehacientemente este año, a partir de un estudio que realizamos desde el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría en el Gran La Plata: sobre un total de 632 personas entrevistadas, de entre 12 y 18 años de edad, el 45,7% mostró una percepción del riesgo del consumo de alcohol relativamente baja”.

“Casi 1 de cada 2 individuos consultados piensa que el consumo de bebidas alcohólicas no es riesgoso ni presenta peligros para la salud, al menos en comparación con las sustancias ilegales como marihuana o cocaína”, sostuvo Martello.

El Defensor del Pueblo Adjunto destacó, además, que “los últimos datos oficiales que se dieron a conocer este año, con información recolectada en 2017, muestran que en solo 12 meses murieron 4.217 personas por problemas de salud derivados del consumo de alcohol, lo que arroja un promedio de 11 personas por día”.

Fuente: https://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/jovenes-consideran-menos-riesgoso-consumo-de-alcohol-que-de-drogas

“El infierno del cristal: cómo se convirtió en la segunda droga ilegal más consumida”

Les compartimos la siguiente publicación.

_cristales drogas

Su consumo en México empezó a cobrar importancia entre 2008 y 2016, pues en ese período se detectó que el número de adictos a esta sustancia internados en centros de narcóticos anónimos se había triplicado

Desde hace tres años, el Centro de Integración Juvenil alertó sobre el aumento del consumo de cristal (metanfetamina) al colocarlo como la cuarta sustancia ilegal más consumida en determinadas regiones de México. Sin embargo, confirmaron que actualmente ocupa el segundo lugar, solo por detrás de la marihuana.

Patricia Ruvalcaba Torres, directora del centro, confirmó al periódico Milenio que del padrón de usuarios que conforman el CIJ, el 35 por ciento son adictos al cristal, mientras que el 72% lo son a la marihuana.

Recordó que desde hace 10 años había consumidores de cristal en México, pero la mayoría eran esporádicos y casi todos de edad adulta. Algo diferente de lo que empezó a ocurrir hace aproximadamente tres años, cuando los pacientes adolescentes que llegaban ya no solo presentaban dependencia al alcohol, la marihuana o los solventes, sino también al cristal.

“Trae tanto químico, tanto mugrero, que por eso las condiciones en las que se ven y caen las personas usuarias de esta sustancia es terrible. Tú invitas a una persona que conoces y la ves posterior a que inicia el consumo, su cambio es radical físicamente, pues se demacran, como si les adelgazara la cara y tienden a perder mucho peso” expresó Patricia Ruvalcaba.

Entre los componente que son utilizados habitualmente para sintetizar la droga se encuentran: ácido para baterías, hidróxido de amoníaco, anticongelante, cristal cortado, talco y antihistamínicos.

Todo se mezcla y da como resultado lo que conocemos como cristal o metanfetamina, una droga de diseño que se cocina en un laboratorio y que también es conocida como ice, hielo, crico, cristo, foco o simplemente meth.

El consumo de cristal en México

Su consumo en México empezó a cobrar importancia entre 2008 y 2016, pues en ese período se detectó que el número de adictos a esta sustancia internados en centros de narcóticos anónimos se había triplicado.

Después del alcohol, es considerada como la droga de más impacto en México. Los estados que han registrado aumentos importantes en el número de adictos son Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Durango, Nayarit, Jalisco, Guanajuato y Colima.

La División Antidrogas de la Policía Federal en el país tiene identificado al cristal como la segunda droga más decomisada en los últimos seis años, desplazando a la cocaína y a la heroína.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina (Semar) calculan un promedio 20 mil kilos de cristal decomisados anualmente. Culiacán es el municipio que ha registrado el mayor número de aseguramientos.

Según el periódico El Universal, los tres grupos delictivos que producen esta droga sintética son los que operan en Michoacán y Sinaloa, además del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Existen registros de que estas producciones han llegado a países como Japón, Australia, España y Alemania. Pero su principal cliente son los Estados Unidos, donde además del cristal existen otras drogas duras como el fentanilo que afectan a la población.

De acuerdo con un artículo publicado en Harvard Health, la metanfetamina es un poderoso estimulante que puede fumarse, inyectarse o inhalarse y produce una sensación de euforia y placer similar a los efectos de la cocaína.

La diferencia es que los efectos del Cristal pueden durar más de 12 horas y se caracterizan, en primera instancia, por la supresión total del apetito y el sueño.

Cuando la droga llega al cerebro aumenta la producción de dopamina, un neurotransmisor asociado con la sensación de placer en el cuerpo. El poder adictivo del cristal se manifiesta en la ansiedad que experimentan sus consumidores cuando desaparece el rush placentero.

Fuente: https://www.infobae.com/america/mexico/2019/12/02/el-cristal-se-convirtio-en-la-segunda-droga-ilegal-mas-consumida-segun-el-centro-de-integracion-juvenil/

“Emergencia socio-sanitaria en la Ciudad por consumo problemático de drogas, tabaco, alcohol y psicofármacos”

Le compartimos la publicación de La Nación.

Alcoholic Homeless Holding Liquor Bottle

Debido al creciente aumento de sustancias legales e ilegales que producen complicaciones en la salud, la Ciudad de Buenos Aires declaró la emergencia socio-sanitaria en materia de consumos problemáticos de sustancias como drogas, tabaco, alcohol y psicofármacos, a fin de garantizar un abordaje integral de la problemática, cuyos ejes principales serán la prevención y la asistencia para la ciudadanía.

La misma regirá hasta el 31 de diciembre de 2021 y, durante ese tiempo, el gobierno porteño deberá diseñar, implementar y monitorear un plan de acción que aborde integralmente esa problemática; así como también implementar servicios ambulatorios de asistencia en hospitales públicos, CeSACs, Centros Médicos Barriales (CMB) y Centros de Salud Mental (CSM).

Asimismo, la normativa establece la elaboración de un diagnóstico sobre el consumo problemático de esas sustancias, el cual se actualizará anualmente y será el sustento para la implementación de diversas políticas públicas.

En este sentido el diputado de Evolución y uno de los autores de la ley, Leandro Halperín, le explicó a LA NACIÓN que en nuestro país “el consumo de sustancias psicoactivas se inicia desde muy jóvenes, a partir de los 12 o 13 años”. Y resaltó: “vemos lo que pasa en las calles y no es un problema de una sola clase social. No estamos hablando solamente de los consumos problemáticos de sustancias ilegales como el paco, sino que nos referimos al consumo de sustancias legales como los psicofármacos que producen los mismos estragos que las ilegales”.

Es que de según el informe sobre el consumo de drogas en las Américas que la Organización de los Estados Americanos (OEA) presentó este año, la Argentina se encuentra entre los países con las tasas más altas de consumo en alcohol de América con un 52% y casi el 80% de los estudiantes secundarios percibe un gran riesgo en embriagarse con ese tipo de bebidas. Mientras que el 28,7% de la población argentina consume tabaco.

“Diagnóstico veraz”
“Frente a eso señalamos lo que hay que hacer en esa situación porque no alcanza con solo declararla, sino que lo que se requiere es un diagnóstico preciso y veraz”, añadió Halperín y precisó que también se definió “el contexto en el que se tienen que aplicar las políticas públicas, esto tiene que ver con abocarse a la prevención y reducción de daños. Desde nuestra mirada, el Estado asoció consumos problemáticos con lo que son las adicciones y el delito, esto si bien es parte del problema, no lo es todo”.

Sobre esa misma línea consideró que “esta mirada con un sesgo muy fuerte de política criminal, al utilizarse a los agentes del sistema penal para intervenir en estos consumos -es decir, agentes, policías, jueces y cárceles-, ha sido ineficaz y por eso debe tener un abordaje responsable y democrático”. Y concluyó señalando que hay que “utilizar el sistema educativo y de salud para prevenir daños y para reducir los estragos que ya se han generado, tenemos que tener una mirada integral del problema”.

Según un informe que la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas (Sedronar) emitió en 2017, el 5,3% de la población de entre 12 y 65 años consumió cocaína alguna vez en su vida. Mientras que en el ranking de las sustancias más consumidas se encuentran, entre otras, las sustancias ilícitas -como pasta base, éxtasis, inhalables, opiáceos y anestésicos, anorexígenos, crack y alucinógenos- con un índice del 1,76% y la marihuana con un 10%.

En el contexto nacional, el consumo reciente de alcohol en la Ciudad se encuentra significativamente, cerca de 17 puntos porcentuales, por encima de la media total país (66,18%), ubicándose como el distrito con mayores niveles de consumo reciente de esta sustancia. Además es el distrito con mayores niveles de consumo de marihuana (9,73%), casi siete puntos porcentuales por encima de la prevalencia a nivel nacional (3,19%).

El boletín estadístico del perfil de pacientes asistidos, transferencias por subsidios a tratamiento y línea de atención 141 del primer trimestre de 2018 de Sedronar detalla que cerca del 90% del total de los pacientes pertenecen a la provincia de Buenos Aires y a la Ciudad de Buenos Aires. Sobre un total de 2626 asistidos, la Ciudad aporta 750 pacientes, seguido por el Gran Buenos Aires con 585 pacientes (Sur), con 428 (Oeste), con 359 asistidos (Norte) y las localidades del interior de Buenos Aires aportan 207 a a cifra total.

Sin embargo estos no son las únicas cifras que estremecen, ya que de acuerdo con el informe sobre Jóvenes, Delito y Justicia Penal, realizado en 2017, por la Subsecretaría de Política Criminal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación surge, sobre 2000 encuestas realizadas a jóvenes que se encontraban en tratamiento por adicciones en establecimientos nucleados en Fonga, que el 63% refirió haber cometido delitos, de los cuales el 87% fueron robos.

En cuanto al inicio en el consumo, en dicha muestra se reveló que el 45% inició el consumo de alcohol entre los 7 y 13 años y, en la misma franja etaria un 37% usó drogas. Sobre el total de los encuestados, hasta los 25 años, se relevó que 555 obtenían el dinero para comprar drogas por medio de robos o hurto; 393, por el trabajo; 182, pidió dinero; 135, por robo o hurto a algún familiar; 59, por venta de sus pertenencias; 55, por venta de drogas y 26, por medio la prostitución.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/politica/emergencia-socio-sanitaria-ciudad-consumo-problematico-drogas-tabaco-nid2310709

“La UE registra un auge de la violencia del narcotráfico”

Les compartimos la siguiente publicación.

Hands waving flags of the EuropeanUnion

LISBOA (AP) — La violencia entre bandas de narcotraficantes que operan en Europa ha ido en aumento, según indicó el martes el observatorio de la Unión Europea que estudia el consumo de drogas.

El desarrollo de nuevas drogas sintéticas y los cambios en las rutas tradicionales de suministro que llevan droga a Europa han provocado conflictos entre bandas, indicó la agencia en su reporte anual.

Por ejemplo, la venta de opioides sintéticos por internet crea una nueva y mal recibida competición para los proveedores de heroína.

Estos factores “crean las condiciones para modelos de negocios ilegales disruptivos, una mayor competencia y conflictos asociado, con el potencial de un aumento en los efectos perjudiciales, incluida la violencia, asociados con el mercado de las drogas”, señaló el reporte.

“La violencia e intimidación relacionadas con el mercado de drogas son una creciente preocupación en la UE”, añadió.

“Además de armas de fuego, incluidas armas automáticas, el empleo de granadas de mano y explosivos en el contexto de la violencia relacionada con las drogas parece ir en aumento”, señaló el informe.

Las autoridades deben convertir la lucha contra la droga en “una prioridad urgente”, indicó el director de la agencia, Alexis Goosdeel.

“Este reporte es una clara llamada de atención para que los legisladores aborden el mercado de la droga, que crece con rapidez y cada vez es más global, coordinado y digital”, dijo Goosdeel en un comunicado.

Los consumidores europeos cada vez tienen más acceso a “una amplia variedad de productos de alta pureza y gran potencia”, apuntó la agencia.

Estos productos, señaló, están disponibles al mismo precio o incluso más baratos que en los últimos diez años.

El mercado más grande en Europa es el del cannabis, valorado en al menos 11.600 millones de euros (12.800 millones de dólares) en 2017, seguido por la cocaína con un valor mínimo estimado de mercado de 9.100 millones de euros (10.000 millones de dólares) para ese año.

El Observatorio Europeo de las Drogas y la Toxicomanías señaló en su reporte el martes que las drogas ilícitas son “el mercado más valioso” para organizaciones criminales en la UE.

Fuente: https://www.infobae.com/america/agencias/2019/11/26/la-ue-registra-un-auge-de-la-violencia-del-narcotrafico/

“Drogas de diseño, un mercado con otras reglas”

Les compartimos la siguiente publicación.

_pastis

Si bien se han hecho algunos operativos grandes, el subsecretario de Narcotráfico de la Nación, Martín Verrier, asegura que la gran característica de este tráfico es moverse en cantidades pequeñas.

El subsecretario de Narcotráfico de la Nación, Martín Verrier, afirma que poner límites al avance de las drogas de diseño es una tarea más que difícil.

La expansión de estas nuevas sustancias cambió para siempre las reglas tradicionales del narcotráfico: “Desde el punto de vista de la investigación criminal, es totalmente distinto. En primer lugar porque hay muchos menos intermediarios entre el tipo que la compra afuera y el consumidor final. A veces que no llega a haber ni dos intermediarios. Con la cocaína es diferente porque ahí tenés diez o doce intermediarios y en el medio gente que la rebaja o la recorta. Acá las cadenas de suministros son muy cortas”, cuenta.

Si bien se han hecho algunos operativos grandes, el experto asegura que la gran característica de este tráfico es moverse en cantidades pequeñas.

En los envíos, que se suelen hacer por empresas privadas de correo, se mandan entre 40 y 60 pastillas como máximo, que luego serán vendidas a 500 o 600 pesos. “Por volumen, rinde mucho más la droga sintética que la droga tradicional”, agregó Verrier.

En este nuevo mercado, los intermediarios suelen ser los mismos consumidores: jóvenes de menos de 30 años que distribuyen las sustancias en su propio entorno.

“A diferencia de lo que pasa con otras drogas, acá uno no se choca con la sustancia porque no hay disponibilidad sino que se llega por un referenciado”, describe el especialista y agrega que, “por más que se hagan controles, esas particularidades dificultan su detección”, asegura.

Fuente: https://noticias.perfil.com/noticias/informacion-general/drogas-de-diseno-un-mercado-con-otras-reglas.phtml